DEPORTIVO

Bebeto y Mauro llegaron con dinero de conversión en SAD

Bebeto y Mauro llegaron con dinero de conversión en SAD

PATRICK HERTZOG

AFP

Germán Rodríguez Conchado, exasesor jurídico, explicó el fichaje de los brasileños y también criticó a Arsenio Iglesias, a quien considera que el SuperDepor "le vino grande".

El exasesor jurídico del Deportivo Germán Rodríguez Conchado, que se postuló como candidato a la presidencia del club en 2014, ha revelado que los fichajes de los brasileños José Roberto Gama 'Bebeto' y Mauro Silva en 1992 fueron posibles al utilizar para ello dinero de la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva.

En un artículo que publica la web 21noticias, Rodríguez Conchado considera a Augusto César Lendoiro responsable máximo del SuperDepor y elogia su capacidad para "encontrar jugadores extraordinarios y otros no tan extraordinarios pero de gran calidad" en unas "condiciones de debilidad económica en comparación con los grandes clubes de esa época".

También le ensalza por haber sido capaz de utilizar "sus amplísimos conocimientos de fútbol" para convencer a esos jugadores de que "lo mejor para su futuro" estaba en el equipo gallego, entonces casi recién ascendido a Primera División tras cerca de dos decenios en otras categorías.

"Pero eso tampoco bastaba. Hacía falta, también, dinero, y tenía que manejar con acierto extremo el escaso dinero que tenía. Y para ello había que arriesgar", destaca Conchado.

Añade que Lendoiro "asumió un riesgo valiente y atrevido" para atraer a dos "pilares fundamentales de la selección de Brasil".

Así, relata que para fichar a Bebeto y a Mauro "hacía falta, además, dinero" y explica de dónde lo sacaron.

"Ese dinero, 400 millones de pesetas de entonces, lo sacamos de la conversión del club en SAD", revela el exasesor jurídico, quien apunta que "las normas reguladoras de la conversión en SAD tenían muy bien definida la forma de fijar el capital mínimo de cada club, pero no tenían la misma definición en la fijación del destino del dinero proveniente de la conversión".

"En la definición -agrega- de la conversión ese dinero tenía que destinarse al pago de determinadas deudas y otros destinos predeterminados, pero Lendoiro y quien esto escribe encontramos un agujero legal por el que retirar ese dinero del fin al que iba inicialmente destinado e invertirlo para fichar, principalmente a Mauro y Bebeto y otros del SuperDépor".

Además, explica que fueron él mismo y el consejero Manuel Montiel los que se encargaron de "negociar" con el Banco Mapfre y, "debidamente pactado con ellos, transferir el dinero de aquel banco (Banco de Bilbao) a este (Mapfre) y de este, a Brasil. Y Mauro y Bebeto acabaron en A Coruña".

Conchado, además, critica el conservadurismo del entrenador del SuperDepor, Arsenio Iglesias, de quien dice que aquel equipo "le vino grande y no supo sacarle todo el potencial que tenía".