LAS PALMAS

Indulto provisional de las peñas de Las Palmas al presidente

Indulto provisional de las peñas de Las Palmas al presidente

Miguel Ángel Ramírez, una vez reunido con ellas, consiguió paralizar, de momento, la exposición ante el Elche de 15 pancartas con el lema “Ramírez, vende ya".

Continúa la deriva institucional de Las Palmas. Ante las protestas que se avecinaban para el partido contra el Elche, cuando se pretendía exhibir en el minuto 12, por parte de la Federación de Peñas, 15 pancartas con el lema “Ramírez vende ya” en las gradas Naciente, Sur y Curva, Miguel Ángel Ramírez ha ganado tiempo. El pasado lunes citó a la Federación y a su presidente, César García, a una reunión el martes en la sede del club, representado por el propio Ramírez, Nicolás Ortega (vicepresidente) y Patricio Viñayo (director general), que continuó el miércoles. Las Peñas le expusieron su disconformidad en aspectos como el mal uso de la cantera, (habrá una reunión con su responsable, Tonono Rodríguez) las críticas de UD Radio a la afición, el abandono paulatino del Estadio de Gran Canaria...

En lo que las Peñas interpretan como “buena predisposición”, Ramírez ganó tiempo asegurando a los presentes que se comprometía a intentar solucionar dichos problemas. Sin embargo, deslizó que, de no cesar las protestas, no podría hacer nada. Si no era un chantaje, lo parecía. Asimismo, las Peñas pretendían seguir el protocolo de seguridad establecido para exponer cualquier pancarta, bajo aviso de multa de 3.000 euros por parte de Antiviolencia, que podría atender demandas del club. Ahí también hizo Ramírez hincapié. "¿Qué hay de violento en pedir que el presidente venda sus acciones?", se preguntan desde las gradas del Estadio de Gran Canaria.

Las Peñas le darán este viernes registro de entrada en la sede del club a los aspectos en los que muestran su disconformidad. “Daremos 15-20 días de plazo para ver si hacen algo. Si no, activaremos de nuevo la maquinaria de las pancartas”, dicen. Ramírez sonríe y el club toma un poco de aire. Al menos, de momento y con un indulto de 2-3 semanas.