HÉRCULES

Hércules: conjura para Castalia con Ortiz de testigo

La plantilla blanquiazul se reunió para comer y el dueño del club transmitió confianza al grupo para la recta final del campeonato.

0
Hércules: conjura para Castalia con Ortiz de testigo
HERCULES CF DIARIO AS

Enrique Ortiz ya ha demostrado esta temporada con hechos y palabras que está más ilusionado que nunca con el Hércules. El dueño del club, junto a Juan Carlos Ramírez, realizó un desembolso tremendo en el mercado invernal. Alfaro, Jona y Benja llegaron tras la inversión. Nunca, en los cinco años que acumula el club en Segunda B, la apuesta económica había sido tan grande.

Ortiz también ha demostrado con varios actos este curso que confía en el proyecto de Javier Portillo y Lluís Planagumà. El empresario se ha dejado ver en muchos partidos en el Rico Pérez y fuera de Alicante. A la comida de Navidad, también asistió. Su último ejercicio de fe hacia el proyecto lo hizo ayer.

Ortiz estuvo presente en la conjura que hizo la plantilla para Castalia. Incluso, el dueño del club tomó la palabra para pedir un esfuerzo extra a los jugadores para las ocho jornadas que restan de Liga y el futuro playoff. Ortiz está ilusionado y confía en el ascenso. Ese fue el mensaje que quiso trasladarle a la plantilla. Ramírez, pese a estar invitado, no pudo acudir al almuerzo.

El club organizó una barbacoa en el estadio. El buen ambiente reinó en un grupo que afronta las últimas ocho jornadas con la intención de consolidar su plaza en el playoff e intentar pelear por el liderato. Al margen de Ortiz, Chechu, como capitán, también se dirigió a la plantilla.

El Hércules es consciente de que tiene ocho finales por delante, empezando por el choque de alta tensión que le espera el sábado en Castellón. El grupo sabe que va a tener que estar unido para sacar adelante una de las salidas más complejas que le restan. El Castellón está en un buen momento tras dos victorias consecutivas y salir del descenso. Además, Castalia le empujará. La afición del Hércules pondrá el color. Ayer se empezaron a vender las entradas para los abonados. Cerca de un centenar ya tiene su localidad. Los socios tendrán prioridad durante todo el día de hoy y mañana se abrirá al púbico en general hasta agotar las 220 entradas.

Para este duelo, Planagumà sigue teniendo la duda de Chechu. El jienense se entrenó ayer al margen de sus compañeros por culpa del golpe que recibió en el cuádriceps la semana pasada. Hoy se probará y mañana decidirá si viaja.