Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

INGLATERRA

Clamor en Inglaterra por los insultos racistas a Rose y Odoi: deberían haberse plantado todos

Clamor en Inglaterra por los insultos racistas a Rose y Odoi: deberían haberse plantado todos

Nick Potts

Nick Potts/PA Wire/dpa

En Inglaterra se ha abierto el debate sobre el racismo tras los insultos racistas a dos de sus jugadores en Montenegro. Hay un clamor popular: deberían haber abandonado todos el campo.

El partido del pasado lunes entre Montenegro e Inglaterra, dejó una cara amable y otra triste para los ingleses. La amable, su contundente victoria por 1-5 en el partido de clasificación para la Eurocopa de 2020. La triste, los insultos racistas a los que fueron sometidos dos de sus jugadores, Danny Rose y Callum Hudson-Odoi. Según aseguraron miembros de la selección inglesa, los sonidos de mono dirigidos hacia Rose y Odoi se oyeron en todo el campo. La FA ha expresó toda su indignación a la UEFA, que baraja un cierre parcial del estadio como castigo. 

El suceso ha causado un gran revuelo en Inglaterra. El país vive con indignación el ataque racista a dos de sus jugadores y el clamor popular ya está en la calle: los jugadores deberían haber abandonado el campo, según informa 'The Times'. Al seleccionador de Inglaterra, Southgate, se le preguntó precisamente por esto tras el partido, quien dio a entender que en ese momento no podía hacer otra cosa que seguir jugando, al tiempo que pidió a la UEFA un castigo ejemplar. 

Sin embargo, tanto la Asociación de Fútbolistas Profesionales de Inglaterra, dirigida por Garth Crooks, como el director ejecutivo del organismo de lucha contra la discriminación del fútbol, Piara Powar, creen que abandonar el campo hubiera sido lo adecuado. El sindicato de jugadores recordó que está para proteger a los jugadores que hubieran abandonado el campo, mientras que Powar recordó que la acción hubiera tenido "un impacto enorme".  

La ministra de Deportes de Reino Unido, Mims Davies, pidió contundencia a la UEFA tras el partido para evitar el racismo en los estadios de fútbol. "Estoy muy orgullosa de los jugadores de Inglaterra. Han hecho un esfuerzo fantástico y con un gran resultado, ante un abuso racista absolutamente inaceptable. La UEFA debe investigar y luego tomar medidas fuertes y rápidas".