ITALIA 6 - LIECHTENSTEIN 0

Italia marca seis goles por primera vez desde 1993

Los jugadores de Italia celebran un gol

EFE

Ante Liechtenstein, otro buen partido de los de Mancini. Quagliarella, con un doblete de penalti, hizo historia: ya es el goleador más anciano en la historia de la Nazionale.

Liechtenstein no era un rival complicado, pero la Italia de Mancini tenía el objetivo de seguir dejando buenas sensaciones y lo logró: el partido en el Tardini de Parma no tuvo historia, aunque ganar un enfrentamiento oficial con al menos seis goles de ventaja para la Azzurra era un acontecimiento esperado desde que en 1993 ocurrió ante Malta, con Arrigo Sacchi en el banquillo. Aquel equipo llegó a un paso de ganar el Mundial 1994: otra señal para empezar a mirar al futuro con optimismo.

Los de Mancini bombardearon a su rival desde el primer minuto y se fueron al descanso con los deberes hechos y un 4-0 en el marcador: lo consiguieron gracias a un testarazo de Sensi (otra gran promesa), una bonita jugada personal de Verratti (su primer tanto desde 2013) y un doblete de penalti firmado por Quagliarella. El veterano punta, imparable en este curso, ya es leyenda: con 36 años y 54 días se convirtió en el goleador más veterano de la Nazionale superando a Panucci y Di Natale.

La segunda pena máxima también causó la expulsión de Kaufmann, así que en la reanudación Italia pudo seguir divirtiéndose: Kean, otra vez él, y Pavoletti redondearon un marcador que pudo ser todavía más humillante para los de Kolvidsson. Mancini se mostró satisfecho: "El resultado era de esperar, pero tuvimos una buena actitud y cumplimos la misión". Su Azzurra sigue creciendo y, con seis puntos en dos jornadas, la clasificación a la Eurocopa 2020 ya está bien encaminada.