FRANCIA

Una renovada Francia espera a Islandia en Saint-Denis

Si bien la estructura de Deschamps casi no ha cambiado, los roles e influencia de algunos sí y ahí radican las incógnitas.

0
Una renovada Francia espera a Islandia en Saint-Denis
DUMITRU DORU EFE

En su primera presentación del año en suelo francés enfrentando a Islandia, quedan muchos interrogantes a descifrar en la selección campeona del mundo. Los nombres son casi los mismos, pero los roles hoy son distintos.

El aficionado y la prensa tienen la expectativa de saber si ante los islandeses el comportamiento de aquella fuerza colectiva que tantas alegrías dio el año pasado conquistando el mundial, se mantiene. Si bien la estructura de Deschamps casi no ha cambiado, los roles e influencia de algunos sí y ahí radican las incógnitas.

Hoy, el peso y autoridad de Mbappé en el equipo genera cierto escepticismo; su reproche hacía Matuidi, un antiguo referente contra Moldavia, dan cuenta que Kylian posee ahora dentro del grupo un papel diferente, su protagonismo propio de gran su potencial se hace notar y lo que se espera es que sea positivo para el colectivo

Es conocido que Didier Deschamps ha sido un gran gestor de la plantilla, apoyado en los lideres Lloris, Varane, Pogba, Matuidi, Giroud y Griezmann, llevó al seleccionado a lograr su segunda estrella en Rusia. Según el técnico, las ambiciones siguen intactas; la grata demostración con goleada incluida la semana pasada deja buenas sensaciones. La ruta hacia la Eurocopa se ha iniciado con el pie derecho, pero asimismo el equipo debe confirmar que este 2019 todo se ha iniciado bajo nuevas y positivas bases y que la eliminación de la liga de Naciones fue sólo un accidente.

El último partido que enfrentó a ambas selecciones data de un empate a 2 en el amistoso disputado el año pasado en Guingamp. Una Francia distraída, estuvo al limite de la derrota y un providencial Mbappé sobre el final, le dio la igualdad y el alivio a la selección campeona del mundo. Hoy, con un contexto diferente, queda salir a demostrar en verdadero poderío, por individualidades y riqueza de plantel son superiores, argumentos para evidenciar una victoria, como aquel 5-2 en la Eurocopa del 2016 ante este mismo rival y casi los mismos actores.