Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

68

Zenit San Petersburgo ZEN

77

REAL MADRID-CELTA

Zidane pasa revista en el Madrid ante un Celta angustiado

Los jugadores del Real Madrid, durante su entrenamiento previo al partido frente al Celta.

REUTERS

Primer examen para Isco, Marcelo, Bale... Escribá, sin Iago Aspas. El Celta perdió el 70% de los partidos en que no estuvo. Valverde, posible sustituto de Casemiro.

Imprimir

Con el Barça 12 puntos al norte y el Alavés, quinto, frontera del desastre, 10 al sur, el Madrid se siente de pretemporada. Lo prueba el anuncio del fichaje de Militao, que en otras circunstancias se hubiera retrasado hasta el verano. Y este Madrid sin presas ni depredadores tiene una larga selectividad por delante. “Acabar bien es lo importante”, fue el mensaje oficial de Zidane en su reestreno. Queda el consuelo menor de superar al Atlético y la tarea mayor de hacer de estos once partidos un juicio final. Se trata de recuperar jugadores sobre los que aún quedan esperanzas (Asensio, quizá Isco…), poner en el escaparate a los que desesperan (Bale, quizá Marcelo y Kroos…) y testar a los futuribles (Reguilón, Llorente…).

Para el Celta, que como el Madrid va por su tercer entrenador, el encuentro es drama mayor. Con Mohamed llegó a estar en Champions y le despidieron tras doce jornadas después de caer ante el Madrid (2-4) en la primera vuelta. Con Cardoso le fue peor (tres victorias en 14 jornadas y desplome hasta el decimoséptimo puesto). Fran Escriba debutó perdiendo ante el Betis, lo que mandó al equipo a zona de descenso. La deceleración se explica fácilmente por la lesión de Iago Aspas, que ha desactivado al equipo. De los nueve partidos en que ha faltado esta temporada, el Celta sólo ganó uno. De los 22 que se perdió en los últimos cuatro años, tras regresar procedente del Sevilla, el equipo cayó en el 70%.

Maxi, un gol en 2019

Tampoco llega para el choque del Bernabéu y en su puesto han fracasado todos los que pasaron por allí. El último, Boudebouz, fichaje de invierno procedente del Betis. Hoy pueden asumir el papel Boufal o Brais Méndez. Hugo Mallo es baja por sanción y cuatro jugadores más están amenazados de suspensión (Boufal, Brais Méndez, David Costas y Maxi), hecho que puede condicionar la alineación. De hecho, todo apunta a que habrá cambio de centrales: jugarán Cabral y Hoedt. Y en punta seguirá Maxi Gómez, un delantero de gran alcance bloqueado por la crisis general: un solo gol en 2019.

En el Madrid, el regreso de Zidane despierta curiosidad, porque se espera un once de conciliación. El francés trae un plan de paz y promete aplicarlo desde el primer día. Quizá salgan del calabozo Marcelo e Isco. Quizá regrese Bale. Quién sabe si Keylor recuperará su sitio hoy o en algún momento de lo que resta. Es segura, en cualquier caso, la vuelta de Ramos, ausente por sanción ante Ajax y Valladolid, y está por resolver la vacante de Casemiro, suspendido, cuando Llorente sigue lesionado. Valverde es lo más parecido de lo disponible. Zidane, en cualquier caso, ha tenido un efecto calmante en el ánimo general y trae la estadística bajo el brazo. Será su partido 150 como técnico del Madrid, de los que ganó el 70,4%. Lopetegui se quedó en el 42,8% y Solari, en el 68,7%, pero con fracasos sonados en Liga, Copa y Champions. En definitiva, un cambio climático para la pretemporada más larga en la historia del Madrid.