ZENIT-VILLARREAL

Marchisio no olvida a su Juventus desde San Petesburgo

Marchisio no olvida a su Juventus desde San Petesburgo

Twitter: Claudio Marchisio

El italiano no estará ante el Villarreal por lesión. No olvida la Juventus, donde estuvo desde los siete años. Su dorsal, un homenaje a Del Piero.

Claudio Marchisio dio en septiembre un cambio radical a su vida. El italiano ha dejado Turín definitivamente desde que entrara a los siete años a la cantera de la Juventus y disfruta su primera temporada fuera del calcio. El Príncipe está viviendo una nueva etapa en Rusia, más concretamente, en el Zenit de San Petesburgo, rival del Villarreal en la Europa League este jueves.

Después de una 17/18 dura en la que estuvo más de 100 días de baja por lesión, el italiano quedó libre y se marchó a San Petesburgo donde firmó por dos temporadas. Ahora, aunque vista la celeste, Il Principino no olvida a su Vecchia Signora.

Como confesó a Sky Sports, decidió lucir el 10 por Alessandro del Piero, el que confesó que era "su ídolo desde la infancia" y con el a la espalda espera "llegar lo más lejos posible en la Europa League y traer el título a San Petesburgo" aunque esta noche no podrá estar ante el Villarreal por lesión.

Desde Rusia, no le quita ojo a la Juventus, como aseguró su padre en una entrevista a Tuttosport. "Mi hijo y yo somos los primeros aficionados de la Juventus, no nos perdemos un solo partido. Esperamos celebrar la Champions como en el 96, como aficionados" dijo Stefano Marchisio, padre y agente del centrocampista. Para celebrar, antes tendrá que esperar a ver si la Juventus es capaz de remontar el 2-0 de la ida contra el Atlético de Madird. 

Además del fútbol, donde ha empezado con buen pie a pesar de la lesión (15 partidos, varios titular y dos goles), ha mostrado su compromiso con varias causas. En diciembre, animó a sus seguidores a enviarles planes de negocio y prometería apoyar el más interesante. También se ha pronunciado sobre problemas globales como el cambio climático o a favor de acoger refugiados y más locales en Italia, como cuando mostró su apoyo a los pastores sardos que se manifestaron por el precio de venta de la leche. "Yo también soy libre de pensar" dijo.