ESPANYOL 3-VALLADOLID 1

El Espanyol sabe chino

Wu Lei sentenció, con el primer gol de un chino en LaLiga, el triunfo de un Espanyol que se avanzó a los 17 segundos y que detuvo un penalti a Sergi Guardiola tras el 1-1 de Alcaraz.

Si había desterrado ya Sergio González su salida de Cornellà como entrenador del Espanyol, le costará olvidar su regreso. A los 17 segundos ya perdía, pudo irse por delante al descanso y fue arrollado en el segundo tiempo por un conjunto perico que derribó la muralla del miedo, el que atemoriza ahora más que nunca al Valladolid, y también la muralla china. El artífice fue Wu Lei, autor del histórico gol de la sentencia. El nuevo ídolo del Espanyol, que no ha perdido desde que él debutó hace cinco partidos, fue despedido incluso con la grada en pie.

El día en que situaba Rubi a dos balas en las bandas para dotar de velocidad y desequilibrio a su equipo, Hernán además de Wu Lei, entró el Espanyol al partido como un auténtico ciclón. 17 segundos y siete pases, entre Rosales, el preciso Melendo y Borja Iglesias, necesitó para establecer el 1-0 del ‘Panda’. Para vengar en frío aquel gol de Joseba Llorente en el Valladolid-Espanyol de 2008 a los siete segundos, aún hoy el tanto más rápido de la historia de LaLiga.

Y si 17 fueron los segundos suficientes para conseguir el primer gol de los pericos, quienes pudieron sentenciar en los primeros compases, 17 minutos emplearon los pucelanos en empatar. Y en dejar doblemente tocado al Espanyol, en una acción por la derecha en que cayó lesionado a David López y que centró para que desde la frontal rematara Alcaraz. Otra diana con casualidades: el mediocentro pasó por la cantera del Espanyol y hace unos meses confesaba en AS: “En el fútbol no todo es bonito, he sufrido mucho”. La recompensa fue el primer gol del Valladolid tras 398 minutos de sequía.

Más que Alcaraz sufrió Lluís en el último suspiro antes del descanso, cuando no supo detener a Guardiola y lo barrió, cometiendo un penalti que el propio delantero ejecutó, y que Diego López detuvo ante la ovación cerrada del estadio y la incredulidad de un Valladolid que ya ha fallado cuatro esta temporada, entre Liga y Copa del Rey.

Mayor alegría se llevó Cornellà, ya en la reanudación, con el 2-1 de Hermoso a la salida de un córner y tras un primer intento de remate de Wu Lei. El central, ex del Valladolid, no tuvo inconveniente en celebrarlo.

Y si todos los goles hasta entonces encerraban curiosidades, la palma se la llevó Wu Lei, al materializar a excelente pase de Darder el primer tanto anotado por un futbolista chino en LaLiga. Para la historia queda el minuto 65 de este Espanyol-Valladolid, a las 21:23 de su Nanjing natal.

Se desmoronó lo poco que quedaba de Valladolid, que ni con trivote, ni con Borja entre los centrales ni con zaga de cuatro pudo neutralizar a los pericos, y buscó la goleada Borja Iglesias, a quien anularon un gol por fuera de juego. Poco le importó a la afición, que con el 3-1 empezó a hacer la ola cuando quedaban 12 minutos. Un tiempo para el disfrute local y para que Sergio mirando al frente pensara que había elegido un mal día para volver.


Rubi: "Es muy divertido venir a ver el Espanyol"

El partido. "Veo muy pocos partidos tranquilos en esta Liga. Estuvimos muy serios. Es complicado llegar a los minutos finales con dos goles de diferencia, y lo conseguimos".

El ataque. "Sabemos las cualidades de los jugadores que tenemos y sabemos con quien pueden asociarse. Podemos ser verticales. Wu Lei, Hernán o Borja se desmarcan bien. Tuvimos muchas situaciones de mano a mano".

Lesión de David López. "Se está haciendo pruebas en el hospital. No es para ser pesimista, pero algo puede tener en la rodilla. Lo sabremos en unas horas".

El juego del equipo. "Estoy muy satisfecho. Si no disfrutamos, no sé que debemos hacer. No puedes dominar del 0 al 90. El aficionado lo pasa bien".

Los puntos de inflexión. "A veces no sabes el gol tan temprano cómo afectará, pero creo que es positivo. Después hemos hecho siete u ocho minutos increíbles. Hubo otro punto de inflexión. El 2-0 lo hubiera cambiado todo. Y luego el penalti. El 1-2 nos hubiera hecho entrar en problemas".

Recuperar el nivel. "Es muy difícil saberlo, pero nosotros hace tiempo que no estamos nerviosos, que la dinámica es normal, es correcta. Tienes que ir a Bilbao, luego el Sevilla… Soy un poco precavido. Hay que trabajar mucho para no estropearlo".

Bajas en San Mamés. "Tenemos un grupo de jugadores que debían caer. Es una pena lo de David. Tarde o temprano debía suceder lo de las amarillas a Darder y Borja. Es una circunstancia por la que pasamos todos. Son dos titulares, pero no me preocupa. Los que salgan lo harán lo mejor posible".

Fiesta en Cornellà. "Es el sueño de todo entrenador, que la afición haga una fiesta en el estadio. La temporada en casa es de nota alta. Y la afición lo está valorando. Pero nos toca pasar la otra parte, que es la de fuera de casa. Ojalá tengamos más días así".

Los últimos partidos. "Nos están pasando cosas emocionantes. En Villarreal, ante el Rayo marcando en el 95. Es muy divertido venir a ver al Espanyol. Si acaba bien la película estamos contentos".

Objetivo. "Nuestro objetivo es mirar para arriba, nunca hubo dudas. Hay equipos que están haciendo una temporada espectacular como Getafe y Alavés. Nunca nos entrenó el canguelo".

Wu Lei. "Dentro del vestuario estamos contentos y sus compañeros reconocen la mentalidad y los cualidades de Wu Lei. Es uno más del equipo. El proceso se ha acelerado, lo entiende todo. Estamos contentos, se ha adaptado muy bien y los compañeros le han ayudado mucho. Es una pluma, no lo identifiques y los defensas no lo identifican. Jugar rápido, vertical, se asocia y tiene buenas cualidades técnicas. Está cumpliendo con las expectativas y que no afloje".

Hermoso. "Esperemos recuperar a Duarte y Naldo para poner. Hermoso es un jugador de una dimensión estratosférica, solo le falta ser regular. Su nivel es brutal. David le ayudaba. Veo a Mario capacitado para adaptarse con cualquiera".


Sergio González: "El equipo tiene fuerza para seguir adelante"

El entrenador del Valladolid, Sergio González, afirmó este sábado tras la derrota contra el Espanyol, en el RCDE Stadium, que el equipo "tiene fuerza y confianza para seguir adelante", y lamentó los inicios de sus futbolistas en cada mitad del encuentro.

El técnico, exblanquiazul, se mostró "preocupado" por la falta de tensión de sus pupilos al principio de la primera y la segunda parte.

"Debemos ser conscientes de lo que nos estamos jugando, aunque en la primera parte hemos reaccionado bien a su gol. Pese a todo, fallar el penalti nos ha restado otra vez", dijo.

En este sentido, Sergio González destacó la importancia de acertar en este tipo de acciones: "Los penaltis en teoría tienes que meterlos. Debemos afinar en todo, también en las jugada a balón parado. En su gol, éramos cinco jugadores de 1,90 metros y el Espanyol ha marcado".

Por otra parte, el técnico confesó sus impresiones al regresar al RCDE Stadium. "He tenido sensaciones únicas, que no se pueden explicar. Estoy agradecido a la afición", afirmó.