LAZIO 3-ROMA 0

El Lazio triunfa en el derbi

Los biancocelesti tumbaron a un Roma irreconocible con un merecido 3-0 firmado por Caicedo, Immobile y Cataldi. Gran actuación del exsevillista Correa.

0
El Lazio triunfa en el derbi
TIZIANA FABI AFP

Triunfo rotundo y merecido para el Lazio, que ganó en el siempre caliente derbi 'della Capitale’ tumbando 3-0 a un Roma irreconocible: la victoria, además de suponer varios meses de tomaduras de pelo para los perdedores, complica todavía más la lucha por el cuarto puesto. Los giallorossi, ganando, podrían alcanzar al Inter y en cambio dejaron acercar a sus ‘primos’, ahora a tres puntos y con un partido menos.

Los biancocelesti construyeron su triunfo en el comienzo del partido, con un arreón inicial que llevó a una merecida ventaja en el 12’: el exsevillista Correa encontró un perfecto agujero entre los centrales giallorossi para Caicedo, que regateó a Olsen firmando el 1-0. El punta sustituía a Immobile, que empezó en el banquillo por molestias musculares, mientras que la zaga de Di Francesco tuvo que renunciar a Manolas (jugó Juan Jesus en su lugar), al que echó mucho de menos.

Justo después del gol, en un momento de máxima tensión e intensidad, llegó el minuto 13, el que en esta jornada la Serie A dedica a Davide Astori: las hinchadas y los jugadores en el campo se unieron en un emotivo aplauso, mientras el rostro del defensa de la Fiorentina fallecido hace un año aparecía en las pantallas del Olímpico.

No hubo una gran reacción de los de Di Francesco, que se agarraron a un par de iniciativas personales de Dzeko y poco más. En la segunda parte el rumbo cambió: los giallorossi volvieron al césped agresivos e hicieron méritos para lograr el empate con Zaniolo (que se despertó), y unos remates de El Shaarawy y Florenzi.

El intento del lateral causó una racha de cuatro saques de esquinas seguidos, que terminó con una enorme ocasión para el recién entrado Pastore (en lugar de De Rossi), que disparó fuera desde el área chica. Fue como una señal de rendición: poco más de un minuto después, Correa, otra vez él, recibió un pase vertical de Immobile y Fazio le tumbó en pleno área con las malas. El punta italiano, cuyo partido había comenzado seis minutos antes, se presentó desde los once metros y no falló.

El Roma se desmoronó: Cataldi marcó el tercero con un remate desde la frontal y Kolarov acabó expulsado (doble amarilla) por un golpe a Immobile. Derrota durísima para Di Francesco, que estaba levantando cabeza en la Serie A (tres victorias seguidas y más de dos meses sin perder), noche inolvidable para Simone Inzaghi.