Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

JAPÓN

Un gol de Villa liquida al Sagan Tosu de Fernando Torres

El Guaje marca su primer gol en Japón y da el triunfo al Visse Kobe, el equipo de Lillo e Iniesta sobre el equipo de Torres.

El Visse Kobe de Iniesta y Villa se impuso por 1-0 al Sagan Tosu de Torres. El duelo de los campeones del mundo con La Roja se decidió con el primer gol de Villa en la liga japonesa. Le han bastado dos jornadas al Guaje para estrenarse y dar los primeros tres puntos a su equipo.

Sólo para ver destilar calidad a cuenta gotas a Andrés Iniesta, la electricidad de David Villa y la elegancia de Fernando Torres merece la pena ponerse frente a la pantalla a las siete de la mañana de un sábado para seguir el partido de la J-League que enfrenta al Vissel Kobe que dirige Juanma Lillo con el Sagan Tosu que entrena Lluis Carreras. Hubo una única ausencia entre los españoles de ambos equipos: Isaac Cuenca, recién fichado por el equipo de Torres.

Llenazo y mucha chavalería en las abarrotadas del Noevir Stadium para asistir al partido de la segunda jornada de la liga japonesa. Ambos venían de perder en el debut liguero y necesitaban un triunfo. Dos estilos enfrentados. El fútbol de posición y posesión que Lillo enseñó a Pep Guardiola cuando le entrenó en los Dorados de Sinaloa mexicanos es el que utiliza el Vissel Kobe, con Iniesta de dueño de ese tiqui taca que intenta imponer en Japón. El Sagan Tosu de Carreras es más vertical, más de entrar por bandas y más de contragolpe.

En el primer tiempo tuvo más el balón y más ocasiones el Vissel Kobe. A David Villa se le vio con chispa y mandó una de las ocasiones que tuvo al larguero. Fernando Torres le pudo dar réplica una de las pocas veces que le llegó un balón y no le hicieron falta creándose una ocasión en una de esas jugadas que hacía en el Liverpool. El Niño se asomó al área por su vértice izquierdo perfilándose para disparar con la derecha y el balón se fue a córner tras rebotar en un contrario. Y cada vez que el balón pasaba por las botas de Iniesta daba la sensación de que podía pasar algo. El manchego sigue gobernando los partidos y superando líneas con su conducción sobre patines y casi marca antes de concluir la primera mitad tras una gran pared con Villa. Si Kyogo Furuhashi, la estrella local, hubiera estado acertado, los de Iniesta, Villa y Lillo se habrían ido por delante a descanso.

Y fue a los ocho minutos de la segunda mitad cuando David Villa marcó su primer gol en Japón. En un pase largo buscando al Guaje los centrales del Sagan Tosu quemaron una traca con errores que no cometen ni unos alevines en España y dejaron más solo que la una al asturiano. Esas ocasiones no las perdona un depredador del gol como Villa y el Guaje convirtió con su pierna derecha su primer tanto empezando la conquista de este imperio del gol naciente que es la liga japonesa y que ya empiezan a conquistar los españoles. Villa ya ha marcado goles en ligas de cuatro continentes (Europa, Australia, América y Asia) y también los marcó en el Mundial de Sudáfrica con España y seguirá marcando hasta los 70 años porque es un goleador superlativo.

El gol de Villa ponía por delante al equipo que más ocasiones había disfrutado. Fernando Torres tenía que bajar a buscar el balón para subirlo al ataque, dejando su posición porque no le llegaban pelotas, como ya le sucedió en su debut en Japón la pasada campaña. Ha mejorado el Sagan Tosu con la llegada de Carreras pero aún le queda bastante. Sin duda fue milagroso que Torres consiguiera lograr la permanencia del Sagan Tosu la temporada pasada, una gesta al nivel de ganar la Champions con el Chelsea de Di Matteo. Para este curso ha mejorado algo la plantilla, pero debe mejorar bastante para no pasar apuros para mantener la categoría. Torres necesita jugadores que le pongan balones y para eso ha llegado Isaac Cuenca al que echó de menos en este partido. Dos jornadas, dos derrotas. El Vissel Kobe de Lillo consiguió el primer triunfo liguero porque cuenta con mejores jugadores. El repóker que forman Podolski, Iniesta, Furuhashi y Villa, con Mita por detrás, les puede dar para aspirar hasta ganar el campeonato, sobre todo si Furuhashi está entonado, porque el Guaje las que tenga las va a enchufar seguro.

Llama la atención al ver un partido de la J-League el poco nivel de los árbitros nipones, especialmente en el aspecto disciplinario. Hirotaka Mita, el escudero de Iniesta en el Vissel Kobe, como lo era Víctor Muñoz de Bernd Schuster en el Barça o Vizcaíno del propio Schuster en el Atleti, mereció ser amonestado por reiteración de faltas y por sendas zancadillas, una a Torres, pero el árbitro Yuichi Nishimura se pasó todo el partido permitiendo entradas duras. Los auxiliares demostraron también peor nivel que en Europa porque hubo varias acciones en fuera de juego que no levantaron la bandera. No les vendría mal para mejorar la liga japonesa que árbitros españoles cimentaran los conceptos de sus colegas japoneses, porque en España les criticamos mucho, pero tenemos a posiblemente a los mejores árbitros del mundo. Hubo una entrada que bien pudo ser roja sobre Villa, un plantillazo que le pudo lesionar, por la que ni siquiera sacaron tarjeta amarilla.

Por ver a Villa, Iniesta y Torres, tres grandes de España sobre el césped, merece la pena madrugar. Aún les queda fútbol a los tres y conquistarán Japón. El Guaje marcó su primer gol y dio los tres puntos a su equipo.