GETAFE

El Getafe no sería tan novato en la Champions

El centrocampista francés del Getafe, Mathieu Flamini, durante un partido.

Enrique de la Fuente

GTRES

Varios de sus jugadores han disputado la competición y el club se ha medido a rivales de primer nivel y asiduos a la Liga de Campeones.

Cuarto clasificado en la jornada 25. El Getafe vive un sueño del que no quiere despertar. El quinto menor presupuesto de la Liga está en puestos Champions transcurridos dos tercios de la competición. Un éxito inimaginable que ha cambiado los objetivos del equipo. La salvación queda para el vestuario, todo lo que le rodea mira a Europa.

El Getafe no es un novato en competiciones europeas, aunque sí lo sería en la máxima. Sin embargo, su pasado ha dejado enfrentamientos míticos. Nadie ha olvidado la épica eliminatoria frente al Bayern de Munich del 2008. El Bayern, un fijo de la Champions antes y después de aquella Copa de la UEFA. Ese mismo curso, los azulones superaron al Tottenham (en el antiguo White Hart Lane) y al Benfica en Da Luz. Otros dos equipos que seguramente estarán en la próxima Champions League. Como el Young Boys suizo o el Apoel chipriota, líderes destacados de sus ligas y con los que ya jugó el Geta en su segunda y última aparición europea hasta la fecha.

Además, entre los futbolistas de la actual plantilla hay varios que ya han escuchado el himno de la Champions sobre el césped. El más experto Flamini, que llegó a disputar una final cuando era jugador del Arsenal antes de fichar por el Milán. También Antunes la ha disputado con camisetas diferentes, como la de la Roma, el Málaga o el Dinamo de Kiev. Portillo (Málaga), Soria y Cristóforo (Sevilla), Maksimovic (Astana) y Markel Bergara (Real Sociedad) tampoco serían novatos en la máxima competición europea. Jorge Molina ha jugado Europa League con el Betis y Cabrera ganó ese título con el Atlético de Madrid, aunque sin llegar a jugar.

De momento es un sueño reservado para sus aficionados. Clubes con mucho mayor presupuesto y posibilidades tratarán de desbancarle. Lo que está claro es que después de veinticinco jornadas la temporada del Getafe es para enmarcar y volver a Europa ya no es una quimera. Tampoco una novedad, ni para el club ni para muchos de sus futbolistas.