DEPORTIVO | VICENTE GÓMEZ

"Ir a China solucionaba mi vida, pero en el Depor disfruto"

Vicente Gómez posa en Riazor para el Diario AS

JESUS SANCHO RODRIGUEZ (SANCHOFO

Vicente Gómez pudo salir en enero, pero decidió apostar por el club coruñés para intentar devolver el cariño que ha sentido desde su llegada.

Vicente Gómez habla por primera vez en una entrevista con el Diario AS de la gran oferta que tuvo en enero del fútbol chino y sus motivos para quedarse en el Deportivo. Confirma que ya está recuperado de su lesión en el pie y repasa el duelo con el Málaga y la llegada de Vitor Silva, además de mostrar su fe en ascender y el agradecimiento a la afición blanquiazul:

¿Cómo se encuentra de su lesión? ¿Está recuperado?

Muy bien. Podía haber forzado la semana anterior, pero decidimos que no, buscar sensaciones y tener más garantías.

¿Cree que está listo para poder ser titular?

Listo para lo que el míster quiera. Se han juntado las lesiones en la media, pero he visto igual al equipo con garantías. Se empató con el Nàstic, pero un partido para haber ganado tres o cuatro a uno. Hay que seguir creciendo y cuando encontremos el nivel de acierto que teníamos antes, vamos a seguir ganando y arriba.

A usted le encantaba el rombo y últimamente se juega un 4-3-3...

El rombo me gusta mucho. Es cierto que a lo mejor pierdes un poco de control, pero cuando tienes el balón tienes mucha gente por dentro y creas superioridades. Te hace ser mejor porque siempre tienes pase a los delanteros. El míster decidió cambiar con tres por dentro y dos por fuera. El otro sistema también lo conozco y estoy muy cómodo. Hay que tener riqueza táctica.

¿El cambio es porque los rivales los conocen mucho o se han estancado ustedes?

Ambas cosas. Llega un momento que te haces un poco predecible, puede que no tengas la misma frescura, los rivales ven puntos débiles… El nuevo sistema es otra forma, pero si miras la foto final de las jugadas es casa igual: la misma gente en el área, la misma en vigilancia, laterales arriba…

¿Qué importancia le concede al partido de Málaga?

Es muy importante, pero no decisivo. Hay momentos que marcan tendencias, como en Gijón. Este es otro de esos momentos claves. No te vas a alejar o no ascender, pero sí marcar tu futuro sabiendo que en marzo juegas en casa y tienes el partido del Reus.

Cierto, pero han perdido seguridad en Riazor...

Es complicado enlazar muchos resultados. Lo que me llama la atención desde el primer día que vi al equipo es que, salvo en Cádiz, siempre pudimos ganar y fuimos fuertes en muchos escenarios.

En el mercado invernal el fútbol chino llamó con mucha fuerza a su puerta...

Fue algo que no esperaba. Era una oferta muy importante. La familia me apretó mucho para que saliera. Era una situación de solucionar mi vida. Pero el Depor se portó muy bien desde el primer momento. Siempre me he sentido valorado y vivo muy bien en A Coruña, algo importante tras decidir salir de Las Palmas. Además, aquí estoy disfrutando del fútbol, he vuelto a divertirme. Carmelo me habló y al final le dije: ‘ustedes apuestan por mí, yo también por ustedes’. Soy joven, ya vendrán otras oportunidades.

Pero le cuadriplicaban el sueldo que gana aquí...

Era mucho dinero, sí. A mí me gusta ponerme en el lugar del otro; si sólo pensaba en mí iba al club, tiraba la puerta abajo y decía me voy. Pero no es justo pensar sólo en uno. Yo sé que van a valorar el gesto que he tenido. Ya en verano pude alargar la situación porque había equipos de Primera que me pedían esperar, pero el Depor insistió de verdad. Fue algo recíproco. Sé que vamos a alcanzar el objetivo y que todo esto se va a quedar en una anécdota para contar a los amigos.

Se tardó en conocer la oferta. ¿Le dio mil y una vueltas?

Lo hablé con mi agente y decidimos no hacerlo público, no funciono así. Carmelo decidió hacerlo y se lo agradezco porque mi acción gana valor. Jugué dos o tres partidos así y no se notó nada. Estoy muy contento aquí.

Usted, Tana, Viera... ¿Qué tienen los canarios con China?

Risas (…). No lo sé. Supongo que nos vieron jugar en Primera cuando dábamos espectáculo.

Se le ve muy identificado con el club, la afición...

Desde el primer día. En mi debut en Riazor me sustituyeron con 0-0 y una ovación de locos… joder. Cuando vine hablé con Valerón o Aythami y me dijeron ‘no vas a tener problema, la afición es muy respetuosa’. Y así lo he vivido. Perdimos en Mallorca, fuimos a saludar a la grada y lo que hicieron fue aplaudir y decirnos ‘no pasa nada, ahora ganamos en Riazor’. La gente sabe lo complicado que es y va en una misma dirección. Casi me dan las gracias por haber venido cuando el Deportivo es mucho más grande de lo que yo he demostrado como futbolista. Es un honor estar aquí y cuando me retire podré decir ‘jugué en el Depor’. Es un orgullo.

Acabo. Vitor Silva está a prueba. ¿Cómo lo ve?

Lo conocía del Reus. Es un jugador que me gusta, habla el mismo idioma que yo en el campo. Tener el balón, distribuir, asociarse en corto… Es un buen jugador, pero será el cuerpo técnico el que decida.