Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

REAL MADRID - AJAX

La UEFA permite a los ultras del Ajax venir al Santiago Bernabéu

Ultras del Ajax

Getty

El Madrid ya sabe que vendrán 4.000 hinchas del Ajax, entre ellos los ‘F-Side’, el núcleo ultra que lanzó petardos en el hotel madridista.

EI 5 de marzo el Bernabéu recibirá a 4.000 seguidores del Ajax en la vuelta de la Champions y entre ellos habrá un nutrido grupo de ultras ajaccied, los F-Side, la principal facción de hinchas radicales del club holandés y responsables de la madrugada de petardos y fuegos artificiales que alteró la tranquilidad del hotel del Madrid en Ámsterdam, en la previa de la ida.

Podrán estar en Chamartín porque, aunque el Ajax está pendiente de recibir una sanción de un partido sin poder llevar afición a un estadio rival en competición europea, la UEFA les ha concedido una moratoria. El organismo se reunirá el día 28 para decidir si hay castigo y dada la cercanía del partido de vuelta, si no hubiera sanción los aficionados holandeses saldrían perjudicados al no tener casi tiempo material para organizar el viaje a Madrid.

En esa reunión de la UEFA se analizarán los incidentes de los hinchas del Ajax en Atenas, en la visita al AEK (27 de noviembre), cuando ya pesaba sobre ellos una advertencia por los altercados que protagonizaron el 7 de noviembre en Lisboa en el Benfica-Ajax. De ser sancionado el club holandés con un partido fuera de casa sin aficionados, lo cumpliría en cuartos de final (si pasa) o la próxima vez que juegue en Europa (2019-20).

Los F-Side y el resto de radicales le han costado al Ajax seis castigos en esta temporada, entre la Champions y la Eredivisie holandesa, con multas por un montante total de 135.000 euros. Una cifra que presumiblemente aumentará porque la UEFA, en paralelo, ha abierto además una investigación por incidentes en el partido de ida, entre ellos el lanzamiento de objetos (vasos de cerveza...) a Benzema tras el 0-1.

Se enfrentraron con las polícias griega y portuguesa

Los aficionados más broncos del Ajax vienen dejando su huella allá por donde pasan en Europa esta temporada. En el decisivo partido de vuelta de la fase previa de la Champions, en Kiev ante el Dinamo, estalló una pelea multitudinaria en una cafetería que terminó con nueve detenidos.

Una vez ya clasificado, el Ajax tuvo que visitar al Benfica y al AEK de Atenas en la fase de grupos. En ambos desplazamientos los ultras del Ajax se vieron envueltos en incidentes y peleas con los ultras locales y en escaramuzas con la propia policía, tanto en Lisboa como en la capital griega. En Da Luz hubo cargas policiales en la misma grada del estadio. Los radicales ajaccied también arrasaron el graderío, lo que le costó al Ajax una multa de 8.000€ para restablecer los daños. Fuera, también hubo una pelea entre ultras que destrozaron la terraza del Hotel Upon Lisbon Prime Residences, situado enfrente del escenario del partido. En total, las multas al club de Ámsterdam por ese viaje ascendieron a 71.000€ y esa advertencia de un encuentro de castigo.

En Grecia, los ultras del Ajax hicieron piña con los del Panathinaikos y un grupo del Cracovia llegado de Polonia para la ocasión y provocaron líos en las calles con los violentos del AEK. Ya, dentro del estadio, hubo lanzamiento de bengalas entre aficiones y los antidisturbios griegos tuvieron que intervenir para contener las refriegas.