Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

Bale se queda atrás

Está en plena lucha por un puesto en la delantera con Lucas Vázquez y Asensio, y fue el que peor rendimiento ofreció en el partido con el Girona.

Solari ya tiene a toda su delantera a su disposición, por lo que entrar en el once se ha vuelto más complicado que de costumbre. Un claro ejemplo es Bale (29 años), que se quedó en el banquillo ante el Girona. El técnico argentino decidió rotar a Vinicius (18) y entró por él Asensio (23), que jugó junto a Benzema (31) y Lucas Vázquez (27).

En un Madrid en el que la 'Unidad B' no destacó, tanto el balear como el gallego gustaron hasta que fueron sustituidos, en el 57' y en el 65'. Lucas remató una vez a puerta, tras un jugadón espectacular en el área, dio 25 pases buenos, falló cinco, centró tres veces e hizo dos recuperaciones. Asensio hizo un remate a puerta, le taponaron otros dos, pegó 26 pases buenos (dos desplazamientos en largo) y sólo cuatro malos, centró cuatro veces, creó dos ocasiones y recuperó una pelota.

Los datos de ambos fueron mejores que los de Bale, que sustituyó a Asensio con 1-1 y no cambió la mala dinámica del Madrid. Sólo hizo un remate, seis pases (cinco buenos y uno malo), centró dos veces y creó una ocasión, además de fallar en su único intento de regate...

La discreta actuación de Bale fue calando en la grada del Bernabéu, que veía que su equipo entregaba la Liga por sorpresa y empezó a murmurar e incluso dejar algunos pitos cuando el de Gales intervenía en el partido. Una vez concluido el encuentro, algunos seguidores le increparon cuando dejaba el estadio en su coche...