REAL MADRID

La UEFA abre una investigación a Ramos por su tarjeta amarilla

La UEFA abre una investigación a Ramos por su tarjeta amarilla

Chris Brunskill/Fantasista

Getty Images

El caso se estudiará el 28 de febrero. La investigación podría concluir con una sanción al capitán del Madrid por forzar la amonestación y así pasar limpio a cuartos.

La UEFA ha abierto una investigación que podría concluir con una sanción a Sergio Ramos por forzar una tarjeta amarilla en el partido de ida de octavos de final de la Champions League frente al Ajax y sus posteriores declaraciones. Esa tarjeta le impedirá jugar la vuelta, pero le permitiría pasar limpio a cuartos de final si el Madrid se clasifica. La UEFA comunicó que "ha iniciado una investigación disciplinaria en relación con las declaraciones del jugador del Real Madrid, Sergio Ramos, en el partido mencionado". Ramos se expone a una sanción adicional de un partido, por lo que tampoco podría jugar la ida de los cuartos, si el Comité de Control y Disciplina determina que forzó esa tarjeta. El artículo 15c del Reglamento Disciplinario de la UEFA establece que se sancionará "con dos partidos o por un periodo concreto por recibir una tarjeta amarilla o roja a propósito.

Tras el encuentro en el Johan Cruyff Arena, Ramos reconoció tácitamente haber forzado esa tarjeta ante las televisiones, aunque se retractó posteriormente en Twitter: "En un partido son muchas tensiones. Hay que tomar decisiones en segundos. Lo mejor de hoy es el resultado. Lo peor, no poder estar en la vuelta junto a mis compañeros por un lance del juego. Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta, como tampoco lo hice contra la Roma en mi anterior partido de Champions, y que apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos".

La rectificación del capitán del Real Madrid en las redes sociales no calmó los ánimos en la UEFA, que sentían como una tomadura de pelo las declaraciones del jugador tras el partido reconociendo que forzó la tarjeta a propósito. Las imágenes del programa 'El Golazo', que presentan Manolo Lama y Jesús Gallego, también llegaron a Nyon, la sede suiza de la UEFA, que las podría usar como prueba contra Ramos.

En el Real Madrid tampoco cayeron bien ni las declaraciones de Sergio Ramos reconociendo el pecado ni las imágenes en las que queda claro que pidió permisó al banquillo para forzar la tarjeta, lo que también puede comprometer al entrenador, Solari, que igualmente podría ser castigado por autorizar la infracción reglamentaria. Ya existe un precedente, aunque fue mucho más descarado. Fue el teatrillo que los futbolistas del Real Madrid hicieron en 2011 también en el campo del Ajax. Forzaron las tarjetas Xabi Alonso y Ramos, y la orden les llegó vía Casillas quien a su vez la recibió de Dudek, que hizo de mensajero de Mourinho. Todos los jugadores fueron sancionados con multas de entre cinco y veinte mil euros, mientras que el entrenador portugués fue castigado con dos partidos de sanción que luego le fue rebajado a uno.

Esta misma temporada, la UEFA sancionó al mexicano Corona del Oporto por forzar la tarjeta en el quinto encuentro de la fase de grupos, ante el Schalke 04, lo que le impidió jugar el sexto, intrascendente, ante el Galatasaray y pasar limpio a la eliminatoria de octavos de final ante el Roma. Sin embargo, la UEFA decidió imponerle un partido extra de castigo por esa conducta antideportiva y no pudo disputar el choque del pasado martes en el Olímpico.

"No sé cómo hace la UEFA para entrar en la mente de los jugadores. Tengo dificultad en entender cómo se puedan considerar los sueños de los jugadores. Es difícil entender el castigo de Corona, sinceramente", afirmó Sergio Conceiçao, técnico del Oporto, durante la rueda de prensa previa al partido.

Por otra parte, el Comité de Disciplina de la UEFA anunció que abre procedimiento disciplinario al Ajax por el lanzamiento de objetos desde la grada al terreno de juego y por la presencia de bengalas dentro del estadio, hechos por los que también se va a investigar a los seguidores del Real Madrid presentes en el Johan Cruyff Arena.

También ha abierto procedimiento disciplinario al Tottenham, que se enfrentó en Wembley al Borussia Dortmund el miércoles, por el lanzamiento de objetos al terreno de juego y por el bloqueo de las escaleras de las gradas, que incumple las normas de seguridad.