REAL MADRID

Joao Félix: el joven talento que el Oporto no supo descubrir

El jugador pretendido por el Real Madrid fue desechado por el conjunto portista al no confiar en él debido a su endeble estado físico. Ahora, su cláusula de rescisión asciende a 120 millones.

Joao Félix (19 años, Viseu, Portugal) es el último gran talento en explotar en el fútbol portugués. Dotado de una prodigiosa técnica, fue su padre, Carlos Sequeira, el que en un primer momento le fue modelando: se recorría casi 1.000 kilómetros semanales para que su hijo pudiese brillar algún día con los Dragoes portistas. Pero todo saltó por los aires: el club del norte de Portugal dejó de prestarle la atención necesaria, y la familia comenzó a explorar el interés de otros equipos en su emergente hijo. Desde el entorno del club portista se lanzó el bulo de que no le querían al tener un físico un poco endeble (Joao Felix mide 1,80 metros con 19 años), pero fue su madre la que en un reportaje publicado en Maisfutebol la que explicó la situación: “No fue el Oporto quien le dispensó. Él fue quien quiso salir”. Tras pasar por el Padroense, recaló en el Benfica y ha sido en el club de Las Águilas donde finalmente ha explotado. Hasta tal punto que su actual cláusula de rescisión asciende a 120 millones de euros...

Su pasada temporada (en la que marcó 22 goles entre el filial y el juvenil) le lanzó al estrellato. Esta campaña suma 21 partidos con ocho goles y tres asistencias (un gol cada 132 minutos), pero batió un récord histórico: marcó al Sporting de Portugal el pasado 25 de agosto de 2018 para empatar el partido (1-1) a falta de tres minutos para el final del encuentro. Su gol le convirtió en el jugador más joven en marcar en un derbi lisboeta. Le arrebataba ese registro a todo un ilustre del fútbol portugués: Fernando Chalana, el formidable atacante bigotudo que hizo carrera en el Benfica y en el Girondins de Burdeos antes de retirarse por las lesiones. Ahora Joao Félix espera hacer carrera y el Madrid se ha fijado en su talento, algo en lo que no cayó el Oporto.