Competición
  • Champions League
  • Europa League

REAL MADRID

Portazo a Eriksen: el Madrid confía en Modric y Ceballos

El plan del equipo blanco es renovar a Modric y dar confianza plena al utrerano, a quien ven como el relevo natural del croata en el futuro.

Eriksen no jugará en el Madrid. A pesar de que termina contrato en 2020 y el próximo verano se pondrá a tiro para conseguirlo por un precio asequible, el club blanco no está en la puja. Existen dos motivos principales para esta decisión: Modric y Ceballos. El danés sería un recambio perfecto para Luka, pero eso no se va a dar porque el Madrid tiene la intención de renovarle y que se retire de blanco. Además, su sucesor ya está en el Bernabéu: Ceballos. El utrerano es una apuesta personal de Florentino y su rendimiento esta temporada ha convencido a los que siempre le vieron como el sucesor de Modric.

La idea, por tanto, es que Modric siga siendo importante las próximas temporadas, aunque por su edad irá perdiendo peso en el equipo paulatinamente. La personalidad del croata, no obstante, no será un problema. Él es consciente de que el relevo se irá dando y, si en algún momento pierde el puesto en el futuro, nunca tendrá malos gestos ni un comportamiento inadecuado. Todo lo contrario. Eso lo saben en la zona noble del Bernabéu y de ahí que se hayan decidido a ofrecerle la renovación.

Además, la relación entre Modric y Ceballos es inmejorable. El croata fue desde el inicio uno de los grandes apoyos del utrerano dentro del vestuario. Se llevan bien, Luka le aconseja y Dani valora lo bien que le acogió desde el inicio. El relevo en la posición se dará con total naturalidad y por eso el Madrid se ha retirado de la puja por Eriksen: creen que la posición está perfectamente cubierta.