ROMA 1- MILÁN 1

Piatek no deja de meter goles

Piatek no deja de meter goles

ANGELO CARCONI

EFE

El polaco firma otra diana en el 1-1 entre Roma y Milán. Zaniolo, que marcó el otro tanto, y Donnarumma, con varios paradones, fueron los otros protagonistas del partido.

Roma y Milán protagonizaron un muy entretenido empate a uno en el Olímpico (enfurecido tras el 1-7 de los de Di Francesco en Florencia) en el que deslumbraron varios jóvenes talentos de los dos cuadros. El primero, sin duda, es el de Krzysztof Piatek. El polaco, que se había presentado en San Siro con un impresionante doblete ante el Nápoles, continuó en racha anticipando a Fazio y empujando entre palos un centro de Paquetá. Para el punta fue la diana número 22 de su curso, en 25 partidos. Números de fenómeno.

Otro crack es Donnarumma: el joven guardameta del Milán volvió a mostrar porque, con apenas 19 años, ya disputó casi 130 partidos en la Serie A y apunta a heredero de Buffon. Antes del descanso, con tres paradones, le negó el gol a Dzeko, Schick, y Zaniolo. El italiano, otro de la generación 1999, confirmó su gran momento poniendo las tablas en el arranque de la segunda mitad, aprovechando el enésimo rechace de ‘Gigio’ ante un intento de gol en propia puerta de Musacchio.

A partir de ahí, pudo pasar de todo: Donnarumma volvió a exhibirse ante un testarazo de Dzeko y, después, le salvó el palo tras otro gran cabezazo de Pellegrini. Los rossoneri también tuvieron la oportunidad de llevarse los tres puntos con Laxalt, que finalizó un contragolpe encontrando los guantes de Olsen. El empate no contenta a nadie, pero deja a ambos conjuntos en la lucha por el cuarto puesto ocupado por el Milán, con un punto de ventaja sobre el Roma y apenas cuatro menos que el Inter, cuya posición de Champions empieza a peligrar. Juventus y Nápoles, eso sí, están muy lejos.