FÚTBOL FEMENINO

Las chicas lograron la tercera mejor entrada en San Mamés

La veterana leona Erika Vázquez saca un córner en el partido del pasado miércoles ante un San Mamés prácticamente abarrotado.

JUAN FLOR

DIARIO AS

Los 48.121 aficionados del miércoles sólo se superaron en dos Athletic-Real Madrid. El récord lo ostenta la final del Mundial de 1999, que reunió en Estados Unidos a 90.185

EI planeta aún se lleva las manos a la cabeza por el tirón del Athletic-Atlético del pasado miércoles en San Mamés, en los cuartos de final de la Copa de la Reina. Las 48.121 almas que acudieron a presenciar el partido no sólo suponen el récord europeo de asistencia a un partido de fútbol femenino, es que además constituyen la tercera mejor marca desde que se inauguró el estadio bilbaíno, en septiembre de 2013. Hubo sólo 5.168 asientos libres sobre un aforo 53.289. El propio club rojiblanco batió su plusmarca en España con mujeres, establecida en la vieja Catedral frente al Híspalis en 2003: 36.000.

Eso sí, a nivel mundial, las cifras se disparan por encima de la afluencia de hace un par de días en la casa de las leonas. El número alcanzado en San Mamés supone el 19º partido con más espectadores, el tercero a nivel de clubes. La final de la Copa del Mundo de 1999, disputada en el Rose Bowl estadounidense, está en un techo que difícilmente va a poder superarse: se dieron cita 90.185 espectadores con un EE UU-China. Y en la final de los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012, celebrada en Wembley, 80.203 espectadores fueron testigos de la victoria de Estados Unidos, que sumó su cuarto oro tras imponerse a Japón por 2-1. El podio lo completa la ida de un playoff de clasificación para el Mundial de Estados Unidos de 2003: el México-Japón del 5 de julio de aquel año, con 75.000 almas.

A nivel más cercano, San Mamés vivió uno de sus días grandes en sus cinco años de vida. Sólo le supera el Athletic-Real Madrid del 17 de marzo de 2017, con 49.095 hinchas, y ese mismo partido en la campaña 2014-15 (48.439). Todo ello ceñido al fútbol, ya que en la final de la Champions Cup de rugby del 12 de mayo de 2018 la entrada fue de 52.282, que es prácticamente el aforo completo. Un derbi, cómo no, ante la Real Sociedad hace dos temporadas manejó cifras similares: 47.428. Durante los días previos al partido de la Copa de la Reina, el club hizo un llamamiento de apoyo. No faltó en el palco el lehendakari, Iñigo Urkullu, y su esposa, Lucía Arieta-Araunabeña.

Un buen número de padres e hijos, aproximadamente 400, trataron de acceder infructuosamente a La Catedral con el choque ya iniciado. Estaban cubiertas una serie de localidades y el público fue dirigido a las puertas 3, 4 y 5 pero las encontraron cerradas. El Athletic pidió disculpas por este problema y sacó pecho con el récord: "Quiero resaltar el mensaje de fortaleza que está lanzando el club. Ellas también son el Athletic", remarcó el presidente Elizegi. Ante el Levante, en marzo, siguiente capítulo.