QATAR

Aspire, 'la fábrica' de los autores del logro histórico qatarí

Aspire, 'la fábrica' de los autores del logro histórico qatarí

Amin Mohammad Jamali

Getty Images

Aspire compró a Eupen en Bélgica y a la Cultural en España, para dar a los jugadores otro tipo de preparación y para que tuvieran la experiencia de jugar en ligas europeas.

Cuando habló Xavi Hernández antes del arranque de la Copa Asiática 2019, y decía que Qatar era la favorita para ganar el torneo, muchos lo vieron como una exageración del centrocampista, que juega actualmente en Al Sadd del país árabe. Pero la exestrella de Barcelona, que sabe mucho sobre esa selección, veía que hay una 'fabrica' que está preparando una generación para conquistar a Asia y muy pronto al fútbol mundial.

Lo que dijo Xavi no fue arbitrario, y el logro de Qatar no es por casualidad, es un resultado de una gran trayectoria que empezó en 2006, y una buena planificación deportiva, algo que están realizando en la academia deportiva Aspire.

Aspire el núcleo del éxito

Qatar ya tenía una estrategia para llegar con la selección a sus mejores niveles antes del 2020, y dio a muchos jugadores la oportunidad de entrenarse bajo el mando de entrenadores prestigiosos, y abrió la puerta a otros técnicos para trabajar en la academia, y entre ellos estaba Félix Sánchez, que ya puso su nombre con letras de oro en la historia del futbol qatarí y asiático.

Aspire compró a Eupen en Bélgica y a la Cultural en España, para dar a los jugadores otro tipo de preparación y para que tuvieran la experiencia de jugar en ligas europeas, algo que según Iván Bravo, ex del Real Madrid que dirige la academia qatarí Aspire, dio un salto de calidad en el nivel de varios jugadores, entre los que estarían Akram Afif y AlMoez Ali, el máximo asistente y el pichichi respectivamente en la Copa Asiática 2019.

La mayoría de la plantilla de Qatar pasaron una etapa de su carrera en Aspire, y coincidieron con Sánchez que llegó a la academia en 2006, antes de tomar las riendas de la selección qatarí
sub-19 en 2014 y ganó con ella la copa asiática de esta categoría.

 

Camino difícil hacia la cima

El camino de Qatar para ganar la Copa Asia no fue tan fácil, y la selección árabe tuvo que esperar mucho para ganar su primer continental en la historia, algo que causó muchas dudas a la efectividad del proyecto de Aspire en los primeros años.

Con Sánchez Qatar no pudo clasificarse a los juegos olímpicos de 2016, después de quedar en la cuarta plaza en la Copa asiática sub-23, que se celebró con Doha. Pero lo más importante de esa etapa fue esencial, ya que en ese torneo empezó a destacar nueva generación de la selección qatarí.

En 2018 Qatar terminó la copa asiática sub-23 en la tercera plaza y destacaron muchos jugadores de los que juegan en la selección absoluta ahora. Entre ellos Almoez Ali, que fue también el pichichi de aquel torneo con 6 goles.

 

Sánchez gana la apuesta

Sánchez empezó la trayectoria con la selección absoluta de Qatar en 2017, después de unos grandes entrenadores como el argelino Djamel Belmadi (2014-15) y los uruguayo José Daniel Carreño (2015-16) y Jorge Fossati (2016-17). Y la decisión de la federación qatari no fue buen vista al principio, y los medios de comunicación veían que Qatar necesita un entrenador de talla mundial para preparar una selección que puede hacer un logro en el Mundial 2022.

Pero el exbarcelonista demostró que está capacitado de continuar el proyecto que lo empezó hace muchos años, con unos jugadores jóvenes que aún tienen una margen de mejora, algo que lo pueden dotar con su participación en Copa América y La Copa Confederaciones antes de participar en el torneo esperado en Qatar. Sánchez cambio la opinión de los expertos y fanaticos de la selección qatarí y el futbol árabe, y muchos lo ven como el mejor para continuar el camino con la selección hasta el Mundial.