MÁLAGA

De Ben Barek a Amrabat y Munir: once marroquíes ya han jugado en el Málaga

De Ben Barek a Amrabat y Munir: once marroquíes ya han jugado en el Málaga

Parker

DIARIO AS

Once jugadores marroquíes han jugado en el Málaga a lo largo de su historia. Desde el gran Ben Barek a Munir pasando por Hassan Fadil, Baha. Amrabat o En Nesyri.

El 11 de septiembre de 2018 se produjo un hecho casi inédito en España. Tres futbolistas marroquíes formaron parte de un once inicial en competición oficial. Fue en el Málaga-Almería de Copa y los protagonistas, Abqar (central), Boulahroud (mediocentro) e Hicham (extremo derecho). Ese día no jugó Munir en la portería sino el polaco Kieszek. Solo el Deportivo entre 1997 y 1999 había reunido a tres marroquíes: Naybet, Bassir y Hadji.

Un Málaga con genuino sabor marroquí donde está destacando precisamente el portero nacido en Melilla e internacional con Marruecos que disfruta de una titularidad que no tuvo la pasada temporada en el Numancia. Solo disputó un partido de Liga. Pero no se desanimó y ahora, con sus paradas de mérito, contribuye a que los malaguistas se encuentren en puesto de ascenso.
A lo largo de su rica historia, once futbolistas han vestido la camiseta blanquiazul. El primero fue el grandísimo Abdallah Ben Barek, 'Pajarito', desde que llegó en 1958. Estuvo en activo hasta 1968. En el Málaga lo ha sido todo. Jugador, entrenador, responsable del fútbol base y actualmente es consejero consultivo. ¡Una leyenda!

Veinte años llegó Hasan Fadil procedente del Mallorca. Un delantero rebelde y espectacular que aterrizó en un Málaga con Juan Gómez 'Juanito'’. En 2007 procedente de la Ponferradina llegó Nabil Baha, un jugador fundamental en aquel Málaga en Ley Concursal y con escasos recursos que ascendió a Primera y se mantuvo con grandes sufrimientos. No siempre fue comprendido. Hoy es ojeador en Marruecos del club.

En la temporada 2013-14 vino cedido por la Fiorentina Mounir El Handaoui. Un futbolista extraordinario que no tuvo suerte en La Rosaleda. Vino con exceso de peso y escasa motivación. Lo único que hizo fue marcarle tres goles al Rayo Vallecano (5-0 fue el resultado final).

El espectacular Nordim Amrabat

Uno de los futbolistas con mayor talento que ha pasado por La Rosaleda fue Nordim Amrabat. Llegó en 2013 desde el Galatasaray. Potencia, velocidad por su banda y un carácter fuerte y competitivo. Nunca tuvo una gran relación con Javi Gracia, su entrenador en aquella etapa. Traspasado al Watford por 8,5 millones de euros. En una entrevista en AS contó que telefoneó a Abdullah Al Thani, para pedirle que volviera a ficharle. En vano. Tras pasar una temporada en el Leganés con escasa gloria ahora está en el Al-Nassr (Arabia Saudita). Sigue frito por regresar al equipo blanquiazul.

Más o menos por esa época aterrizó Adnane Tighadouini, un extremo que costó 800.000 euros y que en su presentación contó que en su anterior equipo, el NAC Breda, era conocido como ‘El Messi de Breda’. Nada más lejos de la realidad. Ahora está cedido en el Esbjerg FB de Dinamarca. Tiene contrato hasta el 2020. El Málaga no sabe cómo quitárselo de encima.

Mastour, el capricho de Al Thani

Uno de los fichajes más sorprendentes realizados por el Málaga fue el de Hachim Mastour. Un chaval de 17 años que se encontraba en el Milán. Abdullah Al Thani impuso su llegada. Cedido por dos temporadas, fue devuelto a Milanello a la primera. Javi Gracia solo le puso a jugar cinco minutos contra el Betis. Nada más. Ahora anda por el PAS Lamia, un recóndito equipo de Grecia.

La Academia Mohamed V, factoría de talentos

El fútbol marroquí está considerado como uno de los más técnicos de África. El Málaga se dio cuenta de ello y a través de Abdallah Ben Barek potenció sus relaciones con la Academia Mohamed VI de Marruecos. Manel Casanova, director de la cantera (fallecido) y su entonces ayudante Francesc Arnau (después pasó a ser director deportivo) culminaron una negociación de que han venido muy buenos jugadores. Todo ello, con el apoyo de Abdullah Al Thani, el propietario del Málaga.

Uno de sus grandes frutos ha sido En Nesyri, traspasado al Leganés por cinco millones de euros y que marcó un golazo a España en el pasado Mundial de Rusia. Hicham, un velocísimo extremo, ha debutado con el primer equipo lo mismo que el central Abqar. El Málaga más marroquí en un proyecto de Primera. La explicación la dio Munir en una entrevista que concedió en AS. "Marruecos está creciendo en lo futbolístico y eso nos permite estar en clubes tan grandes como el Málaga. A nivel técnico, Marruecos es una de las mejores selecciones y hemos incorporado el tema físico característico en el fútbol africano". Ahí queda.