Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

NUEVO MODELO DE COMPETICIÓN

LaLiga inaugura el modelo asimétrico en la segunda vuelta

Madrid-Atlético.

La jornada vigésima de Primera es el espejo de la sexta. El espejo de la primera equivaldrá a la número 34. Solo las cuatro últimas coinciden.

Cuando se van a cumplir 90 años de la primera edición de la Liga española (la primera jornada se disputó el 10 de febrero de 1929 y la última el 30 de junio), el fútbol español vivirá hoy una novedad histórica: entra en escena el calendario asimétrico. Traducido, el orden de los partidos de la segunda vuelta no coincidirá con los de la primera vuelta, como había sido siempre.

El aficionado español tendrá que aprender a orientarse de otra manera. Ya no sirve acordarse del orden de los partidos que su equipo jugó de la jornada 1 a la 19, aquella secuencia que se memorizaba ‘tras jugar contra éste ahora nos toca aquel’.

Serán Getafe y Alavés los que inauguren esta noche (21:00 horas, GOL) el nuevo calendario, quienes se enfrentaron en la primera vuelta en la jornada 6. Por lo tanto, la jornada 20 que hoy comienza casa con los partidos que se jugaron la jornada 6. Los que se celebraron en la primera jornada ahora coincidirán con la 34. Sólo se repetirá el orden de etapas en el tramo final de Liga, donde las últimas cuatro jornadas de la segunda vuelta serán idénticas a las de la primera. El espíritu de la competición no se pierde: todos los equipos juegan contra todos, una vez en campo propio y otra en contrario.

Este innovador sistema de campeonato es nuevo en España, pero lleva años funcionando en Inglaterra (Premier League), Francia (Ligue 1), Holanda (Eredivise) y en el baloncesto español (ACB).

El calendario asimétrico fue iniciativa de LaLiga. La Federación Española (RFEF) se oponía. Tebas pretendía que los partidos de mayor trascendencia y que pueden determinar el desenlace del campeonato no se disputen coincidiendo con las fechas de la Champions, tampoco los clásicos ni los derbis, a la vez que evitar que se celebren varios partidos a la vez en una misma ciudad.

Tebas defiende la idea: “Es un síntoma de modernidad y de cómo deben hacerse las cosas. El calendario asimétrico lo tienen muchísimos deportes. Es para adaptarnos a las necesidades de los clubes, de las televisiones y de los medios”.