MUNDIAL DE CLUBES | REAL MADRID - AL AIN

Ramos, pitado, celebró su gol con Isco y mandando callar

El central del Real Madrid fue abucheado cada vez que tocó el balón en la final ante el Al Ain, cuya afición idolatra a Salah, icono del fútbol árabe.

Sergio Ramos fue sorprendente protagonista desde el principio de la final del Mundial de Clubes, al ser pitado y abucheado por la afición del Al Ain cada vez que tocaba el balón. De esta forma, los hinchas del equipo de los Emiratos Árabes Unidos mostraron su animadversión hacia el capitán del Real Madrid, increpado por su polémico lance en la final de la Champions con Salah, que tuvo que abandonar el campo lesionado por este motivo.

El jugador del Liverpool es el gran icono del fútbol árabe y, en los últimos meses, desde Kiev, su figura ha sido ligada con frecuencia a la de Ramos, al que se le ha acusado de lesionarle en la final de la Champions, lo que además provocó que llegara mermado al Mundial de Rusia.

El capitán madridista se tomó la revancha en la recta final del encuentro, cuando celebró su gol, en el minuto 78, mandando callar al público. También aprovechó la oportunidad para tener un gesto de cariño con Isco, que estaba calentando, al que cogió en brazos y le dedicó el tanto.

Escudo/Bandera Al Ain
  • Emiratos Árabes