ENTREVISTA

"En el mundo se envidia la filosofía Barça"

Luis Aragón Bayona (1973, Zaragoza) ha trabajado en prácticamente todo el mundo y haciendo de todo. Actualmente entrena a los porteros de la cantera de Al Ain.

0
"En el mundo se envidia la filosofía Barça"

Luis Aragón Bayona (1973, Zaragoza) ha trabajado en prácticamente todo el mundo y haciendo de todo. Formado en el FC Barcelona, ha sido entrenador a todos los niveles (incluyendo el primer equipo) en el FK Qabala azerí, ha dirigido academias en equipos eslovenos y kuwaitíes y ahora se dedica a trabajar con los porteros de la cantera de Al Ain en Emiratos Árabes Unidos.

Ha trabajado en muchos lugares del mundo, ¿dónde ha estado más cómodo?

En Azerbayán. Fueron tres años y a nivel deportivo estuve muy bien. Pasé por todas las categorías, incluso fui entrenador del primer equipo, así que creo que fue una grata experiencia que me sirvió para crecer. A la hora de vivir y estar con la familia me quedaría con Eslovenia, que ha sido también una buena experiencia.

¿Cómo lleva estos meses en Al Ain?

Ya tenía experiencia en el mundo árabe pues estuve en Kuwait y la verdad es que muy bien. El tema del calor es evidente, forma parte de tu día a día aquí, hace que tengas que cambiar hábitos. Tengo la suerte de poder estar aquí con ‘Beto’ y Llorenç, que me hacen el día a día más fácil.

Ha estado en el Barça, ¿cómo valoran su filosofía en el extranjero?

La gente cuando llegas a los sitios te valoran mucho por venir de España. El fútbol español atrae allá donde vayas. El hecho de que seas del Barça te hace ganar muchos adeptos, sobre todo después de la época de Pep, que es cuando yo estuve en el club. Es una filosofía que la gente envidia pero no suele haber paciencia para poder acercarte a ello.

Conoció a Pep en sus primeros pasos como entrenador. ¿Se esperaba su éxito actual?

Sí, la verdad es que sí. Pude coincidir en el curso de entrenador con Domenech Torrent y Carles Planchart y la verdad que viví todo muy de cerca. Todo aquel despertar del Barça gracias a él me pilló muy de cerca. Desde que cogió al filial en Segunda B, el club creció en todos los niveles. Nunca voy a vivir algo parecido a lo que fue aquella época.

¿Dónde está su techo como entrenador?

No sabría decirte… Lo único cierto es que todo lo que se propuso, lo consiguió.

¿Cómo definiría su trayectoria?

Vengo del fútbol modesto aragonés. No destaqué como jugador, pero tuve la posibilidad de conocer a gente muy importante dentro del mundo del fútbol y a partir de ahí crecí. En el Barça aprendí muchísimo en los ocho años que estuve. A partir de eso, me surgieron oportunidades para seguir mi trayectoria en el extranjero y las he ido aceptando. He tenido muchas experiencias, muchos grandes momentos y puedo decir que soy un privilegiado porque estoy disfrutando de esta profesión.

¿Descarta volver a España?

Sí. Hay muchos técnicos… Creo que ahora tengo más mercado fuera que en España y al final uno tiene que ir donde se pueda quedar.

¿Por qué hay tanto entrenador español por el mundo?

Tanto el Barça como la selección nos han abierto mercado. La gente vio algo que no estaba acostumbrada a ver: jugadores pequeños con mucho talento que venían a demostrar que todo el mundo podía jugar al fútbol. Es cierto que donde he trabajado, exceptuando Eslovenia, en la mayoría de sitios los físicos eran pequeños. Se busca al entrenador español para que potencie lo que tienen.