GUATEMALA

Guastatoya obtiene el bicampeonato en Guatemala

Con un gol del hondureño Angel Rodríguez y una destacada actuación del portero panameño José Calderón igualaron a uno y supereron a Comunicaciones.

Con un gol del hondureño Angel Rodríguez y una destacada actuación del portero panameño José Calderón igualaron a uno y supereron a Comunicaciones.

Con un gol del hondureño Angel Rodríguez y una destacada actuación del portero panameño José Calderón, el Guastatoya, que dirige el joven guatemalteco Amarini Villatoro, conquistó el bicampeonato guatemalteco a expensas del Comunicaciones, del experimentado entrenador uruguayo Willy Coito.

Los flamantes campeones igualaron 1-1 y ganaron la serie con un 3-2 global.

Más de 6.000 asistentes presenciaron el triunfo de su equipo, los pecho amarillo del municipio de Guastatoya, del oriental y caluroso departamento de El Progreso, por encima del Comunicaciones, que aspiraba a sumar su título 31 y convertirse en el máximo ganador guatemalteco, algo que deberá esperar seis meses más.

Vestido con su tradicional camisa de cuadros amarillos y azules, Villatoro, un menudo entrenador de apenas 32 años de edad, mantuvo el orden característico de su equipo, que en esas ocasiones -que no fueron pocas- en las que los cremas lograron penetrar la barrera defensiva, tuvieron en Calderón una figura inquebrantable.

Es la segunda corona consecutiva para los orientales, bajo una filosofía humilde y sagaz, que apenas en 2014 ascendía a la Liga Nacional de Fútbol de Guatemala, luego de haberse impuesto el torneo anterior al también histórico Xelajú, bastión del occidente guatemalteco.

Un partido vibrante, que se quedó sin medio campo a propósito, fundamentado en la estrategia de desgaste y contragolpe de los de Villatoro. En esa liquidez sobrevivió Guastatoya y en esa fractura del juego se perdió Comunicaciones.

La defensa rota de ambas escuadras parecía ser un anuncio de victoria para los cremas, que basaron su juego en los botines del argentino Maximiliano Lombardi y confiaron en su goleador mexicano Abraham Darío Carreño. Pero nada más fuera de la realidad.

Guastatoya se sintió cómodo en ese ir y venir del balón y consiguió adelantarse pronto, con lo que no dejó de contar con el control del partido, pese a entregar la posesión a los visitantes.

Los anfitriones abrieron la puerta pasado el minuto 12 del primer tiempo, tras un centro de Luis Martínez al hondureño Angel Dionicio Rodríguez, quien superó al costarricense Michael Umaña y, de volea, impulsó el balón a las redes de un Javier Irazún, el portero uruguayo de los cremas, impotente.

El primer gol del juego definitivo, que significaba la loza del 3-1 a favor de los pecho amarillo, se metió en el inconsciente crema que difundió su desesperación conforme avanzó el minutero.

Y ante ese panorama sombrío, con un muro de cinco zagueros fortalecido por un portero avispado, solo un alboroto podría abrir la cuenta para los cremas.

Fue hasta el minuto 65 que Jorge Vargas empujó con el muslo un balón que le cayó desde el sector izquierdo, cuando, tras una serie de rebotes, logró centrar Robin Betancourth.

Despojado de la estética, con más garra que serenidad, los cremas acortaban distancias en el marcador global, pero Villatoro supo modificar el once con cambios que reforzaron aún más la defensa, equilibrando el medio campo.

A partir de entonces no hubo mayor peligro en las áreas, que se habían mantenido activas la primera hora de juego pasada, sobre todo la defendida por el panameño Calderón, que sacó tiros a gol desde la línea, el ángulo y cerca al travesaño.

Si bien el árbitro Mario Escobar fue señalado por una dudosa mano del costarricense Aaron Navarro, del Guastatoya, -quien tras una barrida dentro del área dejó el brazo arriba y el centro de Jorge Vargas fue desviado por sus dedos- la figura del central no cobró mayor notoriedad en los 90 minutos de la gran final del Apertura 2018.

Sereno en un paisaje de júbilo, Villatoro consiguió admitir que no fue sencilla la tarea de doblegar al Comunicaciones, que junto con Municipal, "son los más grandes equipos de Guatemala, a los que todo niño le vamos de pequeños", pero hoy, Guastatoya "fue mejor".