LEGANÉS

Gerard Gumbau, chico para todo del Leganés de Pellegrino

Gumbau y Foulquier disputan un balón

JUAN AGUADO

DIARIO AS

En el derbi jugó de carrilero izquierdo, su cuarta posición de la temporada. Antes ya había ejercido de mediocentro (su lugar natural), interior zurdo y mediapunta.

Gerard Gumbau no es un futbolista más en la plantilla del Leganés. Es un comodín. El chico para todo de Mauricio Pellegrino. Una versatilidad que no destacaba en su currículum cuando llegó a Butarque. Los pepineros lo ficharon la temporada pasada para ejercer de mediocentro. Nada más. Pero con el Flaco se ha diversificado hasta ocupar cuatro lugares diferentes en el campo en lo que llevamos de curso.

El pasado viernes, en el derbi contra el Getafe, el gerundense volvió a tirar de virtudes para camuflarse en el lateral izquierdo. O, mejor dicho, para ejercer de carrilero zurdo, puesto que requiere de virtudes defensivas y ofensivas. Todo un reto para este ex del Barça.

Con Jonathan Silva sancionado y Raúl García fuera de los planes de Pellegrino por "asuntos personales", el argentino decidió apostar por Gumbau, zocato cerrado, en lugar de usar a un diestro a pierna cambiada. No le salió mal. El mediocentro cuajó un buen partido. El Flaco salió satisfecho.

"En la primera parte Foulquier se le fue un par de veces, pero en la segunda parte, cuando teníamos más el balón, estuvo mejor. Tiene un gran golpeo y metió buenos centros. Le costó al principio, pero ha cumplido con creces", valoró Pellegrino tras el derbi.

Tres roles en Valencia

No era la primera vez que Gumbau cumplía en lugar al que no está acostumbrado. En Mestalla, ante él Valencia, ocupó hasta tres lugares distintos. Comenzó de mediocentro, siguió luego de interior izquierdo y acabó de mediapunta. Recital de permutaciones (gol de penalti incluido) que no le sirvió para ganarse la continuidad.

Titular casi intocable desde la primera jornada, aquél de Valencia fue su último partido liguero de titular hasta el derbi del viernes. La irrupción de Recio le apartó del once. Con la lesión del malagueño, Pellegrino se decantó por Vesga para suplirle. Parecía difícil que regresara... hasta que llegó la sanción de Silva y el técnico le volvió a dar un puesto reconvertido. Carrilero zurdo, la última mutación de Gumbau, el chico para todo del Leganés.