Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

PREMIOS AS DEL DEPORTE 2018 | AMANDA

“Después de conquistar otra vez la Liga para el Atlético de Madrid, queremos ganar más y más”

Amanda Sampedro llegó al club con 9 años, con 15 debutó y es la capitana. Tras ganar la Copa y la Liga Iberdrola avisa que no tienen techo.

Con 25 años es la jugadora más veterana del Atlético de Madrid Femenino. Debutó en Primera con 15 años y es la capitana. Estos galones le dan licencia para…

Para poca cosa. Más que licencia me dan mucha responsabilidad. Estar tantos años en un club como el Atlético de Madrid y ser la capitana al final es la responsabilidad de intentar que dentro y fuera del vestuario vaya todo bien. También intentar dar la imagen correcta de cara a los niños y niñas que se fijan en ti. Tal y como soy de perfeccionista, me hace ser el triple de responsable.

Empezó con chicos. ¿Cómo fueron esos comienzos?

Me gustó mucho jugar con chicos. Esos años son inolvidables. Aprendí y competí mucho. También disfruté muchísimo. Ahora es mi trabajo y soy una privilegiada por ello, pero lo disfruto de una manera diferente.

¿Cómo recuerda su primer día en el Atlético?

Estaba feliz. Soy del Atlético de toda la vida y para mí vestir los colores del club era un sueño. Estaba nerviosa. El Atlético me llamó para hacer las pruebas y toqué tres balones porque había un montón de niñas. Pensé que no me cogerían, pero superé la siguiente y me quedé.

¿Cuánto ha cambiado el equipo?

Muchísimo. A nivel competitivo hemos pasado de intentar meternos en puestos de la Copa de la Reina, que ya era algo increíble, a estar ahora defendiendo títulos de liga. Eso dice mucho del trabajo de tantos años. A nivel profesional y de condiciones y medios que tenemos ahora también ha habido un cambio espectacular.

¿Cómo vivió el ascenso a Primera División, en 2006?

Recuerdo que era bien chiquitita y que marcó el gol Jenni. Vino mi padre diciendo que el Atlético había ascendido. Lo recuerdo con lagunas. Creo que no era consciente de lo que significaba realmente.

Luego han llegado los progresos… Y los títulos. En 2016 el primero, la Copa. En 2017, la primera Liga Iberdrola y en 2018 la segunda. También la participación en la Champions. ¿Cómo está viviendo todos estos éxitos?

Con mucha ilusión. Recuerdo que le decía a Lola Romero (antes presidenta y ahora directora): "Me iré de aquí cuando gane un título". Cuando conseguimos el primero sus palabras fueron: “Ahora que hemos ganado un título espero que no te vayas…”. La sensación que me queda después de eso es que queremos ganar más y más. Esa ansiedad buena que nos genera ganar un título es el que has llegado a lo más alto y a partir de ahí quieres llegar a un punto más alto todavía. Miras mucho más arriba, cuando antes, desde abajo, lo veías altísimo. Llevamos tres años muy buenos y sería historia ganar la Liga por tercer año consecutivo y levantar la Copa sería la leche. Una de las cosas que tiene el Atlético de Madrid es esa autoexigencia y este año con el nuevo staff técnico y las nuevas que han llegado y las que nos hemos quedado queremos hacer historia.

Siempre hablan del equipo. ¿Qué se esconde detrás del éxito del Atlético?

Mucho trabajo y, sobre todo, mucha humildad. Esa humildad nos ha llevado a que en cada entrenamiento queramos mejorar y aprender. Aún nos queda mucho por aprender. Tenemos la suerte de que este año ha entrado un staff que se desvive por hacernos mejores de manera individual y eso nos hace mejorar a nivel colectivo. Este año tenemos un bloque muy bueno y esa mejora en lo individual y en lo colectivo está haciendo que el Atlético guste cada vez más.

¿Cómo ha influido el creciente apoyo del club?

Cada vez pone más de su parte y eso nos hace sentirnos más valoradas, más queridas y más importantes. Entrenamos en las mejores condiciones y tenemos que aprovechar esas oportunidades que nos da para plasmarlo en el campo y conseguir cosas importantes.

Y cumplieron un sueño, jugar en el Calderón.

Es algo que jamás había imaginado y un día tienes la oportunidad de jugar en el Calderón, donde veía a mi equipo y a mis ídolos. Ese día estaba muy nerviosa, pero eran nervios buenos. Estábamos todas en una burbuja, nos enfrentábamos al Barcelona en el Calderón, lleno de gente... Y ganamos. Fue el sueño cumplido.

Luego estrenaron el Wanda.

En el Wanda parece que estás en otro país. Es increíble que nos hayan dado la oportunidad de disfrutarlo también.

¿Sienten que tienen a la afición en el bolsillo?

La afición del Atlético es así. Hagas lo que hagas, juegues a lo que juegues, siempre que lleves el escudo del Atleti se vuelcan contigo. Hacemos un buen juego, vistoso, que gusta a la gente y encima ganamos. Estamos haciendo las cosas bien, venimos de conquistar dos ligas consecutivas y queremos otra y eso hace que la afición sueñe con nosotras.

¿Cómo definiría 2018?

Como un año bonito. Conseguimos otra liga más y el club nos dio la oportunidad de celebrarlo con ellos en Neptuno su título de la Europa League. Además, hemos estrenado una temporada que promete mucho.

¿Cómo se presenta 2019?

Con el reto de superar todas las cosas que estamos haciendo bien. También es un año de Mundial y en la Selección queremos superarnos y hacer cosas importantes.

¿Qué supone recibir el Premio As?

Que un medio tan importante como As reconozca nuestro trabajo y trayectoria es increíble y de valorar. Nos hace mucha ilusión porque hay mucho trabajo detrás y a veces no da tiempo a pensar en ello. Este reconocimiento nos lo recuerda.