PARAGUAY

Olimpia, campeón del Clausura y completa un año de ensueño

Olimpia, campeón del Clausura y completa un año de ensueño

NORBERTO DUARTE

AFP

Club Olimpia se convirtió matemáticamente en campeón del Torneo Clausura a falta de dos fechas, tras vencer (4-1) a Club Guaraní.

El Club Olimpia se convirtió matemáticamente en campeón del Torneo Clausura, tras vencer por 4 goles a 1 al Club Guaraní, lo que le otorga una ventaja de 10 puntos sobre Cerro Porteño a falta de dos fechas y le permite cerrar una temporada de ensueño, después de alzarse también con el Apertura.

El "Rey de copas" sumó el trofeo número 42 a su palmarés en un encuentro correspondiente a la jornada 19, que había sido aplazado porque la mayor parte de la plantilla estaba convocada con la selección nacional para un amistoso con Sudáfrica.

Olimpia se adelantó rápidamente en el marcador en el minuto 9, después de que Julián Benítez controlara un centro de Néstor Camacho y enviase el balón al fondo de la red con un disparo cruzado, que no pudo atajar el meta guaraní.

Tras el tanto, el conjunto "aborigen" tomó la iniciativa y logró las mejores ocasiones de la primera parte con dos cabezazos de Robert Rojas que se marcharon fuera de la portería.

El paso por los vestuarios sentó mejor al equipo guaraní que, un minuto después de que se reanudara el encuentro, puso las tablas en el marcador gracias a una jugada individual de Guillermó Benítez, que dribló a tres jugadores, se internó en el área y batió por arriba a Alfredo Aguilar.

La reacción de Olimpia no se hizo esperar y en el minuto 56 Juan Patiño aprovechó la descoordinación de la defensa guaraní para recibir solo en el área rival y anotar el tanto que volvió a desnivelar el encuentro.

Veinte minutos después, Hugo Quintana sentenció el encuentro, tras hacerse con balón muerto que no logró despejar el arquero "aurinegro" y anotar una suave vaselina.

La misma situación se repitió en el minuto 85, cuando Jorge Ortega, que había salido desde el banquillo, aprovechó otro rechace fallido de Centurión para marcar a puerta vacía.

El humo de las bengalas de la afición local obligó al colegiado a detener el partido durante seis minutos y a postergar un poco más una celebración sobre el césped del Estadio Defensores del Chaco.

Al mismo tiempo Cerro Porteño empató 2-2 frente a Deportivo de Santaní.