Competición
  • Clasificación Eurocopa

FRANCIA

Un antiguo seleccionador francés de Laporte desvela por qué Deschamps no le convoca

Mankowski, en L´Èquipe: "Es solitario y tiene problemas para integrarse en el grupo". Goal afirma que su carácter arrogante y distante no gusta a Deschamps, con quien no se lleva bien.

La trayectoria de Aymeric Laporte con la selección de Francia sigue siendo un enigma. Brilla con el Manchester City en Inglaterra y es un hombre importante para Guardiola, siendo el único jugador que ha disputado todos los minutos posibles, pero sigue sin ser llamado por Les Bleus, donde Didier Deschamps le ha condenado al ostracismo de forma evidente. Son conocidas sus peculiares 'leyes internas' a la hora de elaborar las listas para el equipo nacional, respetando a su guardia pretoriana y con la armonía de grupo como primer mandamiento. La exclusión de Karim Benzema ejemplifica esto, situación que podría estar sufriendo Laporte, tal y como desvela en L´Èquipe uno de sus antiguos seleccionadores, Pierre Mankowski, que expone posibles razones para ello.

"Él no se involucra con el grupo", afirma el que fuera su técnico en las categorías juveniles de Francia, aludiendo a sus problemas de ego y socialización: "Es un solitario. Cuando se comunica, puede parecer incómodo, porque tiene una gran percepción de él mismo y lo muestra. Al final, es un buen profesional que tiene problemas para integrarse en el grupo". La historia saltó a la primera plana de los medios franceses justo un día antes de la última convocatoria, en la que no fue incluido, algo que llamó la atención. Goal va más allá y afirma que en el vestuario del City, aunque mantiene buena relación con todos, revelan que es arrogante y distante, algo que no gustaría a Antoine Griezmann, uno de los que no sería muy partidario de que el ex del Athletic fuera a la selección.

"En cuanto a si voy o no, no depende de mí, sino del entrenador", declaraba Laporte, dejando la pelota en el tejado de Deschamps. Aunque este verano volvió a declararle amor eterno a Francia, a pesar de que pudo jugar con España y no fue al Mundial, Didier Deschamps dejó patente que la relación con el de Agén no es la mejor. En la última convocatoria, decidió llamar a Mamadou Sakho o Adil Rami, de perfil menor, ante la baja de Umtiti, a pesar de su preferencia de jugar con un central diestro y otro zurdo. "No lo voy a llamar solo porque otro país esté tratando de llevárselo", afirmaba el técnico. Como sigue afirmando Goal, Laporte y Deschamps no se llevan bien, algo que también constata el círculo de confianza del jugador, razón por la que creen que no es llamado. El jugador levantó también la polémica por aplaudir una publicación del también excluido Adrien Rabiot, que tildó su ausencia de Les Bleus por motivos no deportivos.