Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

ATLÉTICO

Roberto Fresnedoso, apadrinó a la Peña Arenas Valdeolivas

Roberto Fresnedoso junto a Pedro Delicado, presidente de la peña Arenas Valdeolivasa (derecha) y Carlos Díaz Infantes (izquierda).

Ocurrió este fin de semana, en el tercer aniversario de esta peña que también han apadrinado también Gabi o Tiago. As también presente en la celebración.

Había cambiado el salón, en esta ocasión el Bodegón, más recogido, más familiar, la esencia seguía la misma. La peña Arenas Valdeolivas soplaba sus velas con la emoción de los dos años anteriores. Son tres ya y acompañados todos por padrinos de lujo: Gabi, Adelardo y Caminero en su primer aniversario, Tiago en el segundo y Roberto Fresnedoso en el tercero, en esta ocasión. Uno más en la ceremonia y en los recuerdos, de los buenos, el doblete, y de los menos buenos, bajar al Infierno. Acompañado de su familia, no dejó de pintar su nombre en camisetas. Su discurso fue uno de los momentos de la noche en la que también estuvo As: Patricia Cazón dirigió el cumpleaños.  

Roberto agradeció la invitación y desveló un pensamiento: ve al Atlético con posibilidades de Liga. Como aquella vez, la suya, la de 1995-96. Pedro Delicado, profesor de lengua y literatura y presidente de la peña aplaudía emocionado, justo después le tocaría hablar a él. Y eran muchas cosas las que tenía apuntadas en su lista. Todos los viajes al Metropolitano, los que ha habido en el año y los que están por venir, las acciones, las noches rojiblancas. La agrupación, con más 260 socios, es ya un referente en esta localidad abulense, abrazada por el Valle del Tiétar y la Sierra de Gredos. 

Marisol es su socia número 1, por ese sentimiento rojiblanco que siempre lleva en la piel ("siempre, siempre llevo algo", aduce mientras en su muñeca brilla el escudo en la pulsera del reloj) y porque su padre, Abelardo, fue el presidente de la primera peña del Atlético que hubo en la localidad, la Valdeolivas. Después de un partido ella siempre acude al cementerio, para contarle cómo quedó el Atleti sobre esa tumba con el escudo del Atlético Aviación. En el último año también lo hace para contárselo a su madre. La del sábado era noche difícil, el primer aniversario de la peña sin ella: no dejó de recibir el cariño de todos los socios, se la quiere, mucho. Mientras, Inma iba repartiendo boletos para la rifa. Había mucho que repartir. Bufandas, camisetas firmadas, caracoles, cestas de frutas y lo más preciado: asientos del Calderón

Si la noche la abrieron el discurso del alcalde de la localidad Juan Carlos Sánchez Mesón y el homenaje de la peña a la campeona de Arenas en bicicleta de montaña, María, que no podía acudir por competir en Valencia y una grave lesión el día anterior, rodilla, ligamentos, ésta la cerró una rifa sorpresa: la de dos entradas para acudir al Metropolitano para el Atlético-Espanyol, la despedida de Gabi. Subió alto el himno del Atlético cuando uno de los niños a la cena se hizo con ellas. El tercer aniversario terminaba, Roberto seguía firmado, todo seguiría en el Merrick, pub del vicepresidente de la peña, Carlos Díaz-Infantes, un apellido muy rojiblanco: es el de uno de los preparadores físicos del Atlético durante años, hasta el pasado, que inició su camino por separado, en el Ludogorest, dejando lejos a sus chicas, Matilde, su mujer, y su hija Adriana, y su tierra, ésta, Arenas.