Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Fórmula 1
1 1:36.217

Charles Leclerc

Ferrari

2 a 1:36.408

L. Hamilton

Mercedes

3 a 1:36.437

S. Vettel

Ferrari

7 a 1:37.818

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

4

Waalwijk Waalwijk WAA

0

FINALIZADO
Willem II Willem II WII

1

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Zwolle Zwolle ZWO

0

FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

4

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Con Bale no basta

DIMITRIS LEGAKIS

EFE

Con este triunfo, el conjunto danés está matemáticamente ascendido a la Liga A.

Le costó 90 minutos pero Gareth Bale consiguió batir a Kasper Schmeichel tras una actuación soberbia del portero danés. El guardameta del Leicester secó durante todo el partido al galés, especialmente con una mano preciosa a un lanzamiento de falta que se colaba por la escuadra, y garantizó la clasificación para su país arrebatándole la primera plaza a Gales en Cardiff (1-2).

El extremo del Real Madrid, que terminó el partido contra el Celta el pasado fin de semana con dolores en su tobillo, recibió faltas de todos los colores en el estadio de su ciudad natal, aunque logró completar los 90 minutos. De haber conseguido la victoria, su selección se habría clasificado para la fase final de la Liga de Naciones, aunque al menos se ha asegurado no descender a la segunda división.

Bale, que siempre ha demostrado con su selección toda la personalidad que a veces se le echa de menos cuando se enfunda la camiseta del Real Madrid, lo intentó en todo momento, fue a todos los choques y no se arrugó ante la selección liderada por Christian Eriksen, que fue superior hoy. De hecho el gol del galés, que llegó ya en el minuto 90 con una jugada en la que ganó por velocidad la espalda de la defensa y con la que además regateó a Schmeichel, demostró que el capitán estuvo enchufado hasta el último minuto.

El problema para Bale, que consiguió marcar en el último partido de Champions League pero que lleva sin mojar en liga desde el pasado 1 de septiembre, es que su tanto llegó con 0-2 en el marcador y en el minuto 90, demasiado tarde como para que los suyos pudiesen reaccionar. Además, justamente dos minutos antes, Braithwaite acababa de ampliar la ventaja de los daneses con una volea a la escuadra desde dentro del área en la que el joven Ampadu le dejó rematar con demasiada comodidad ante el miedo de cometer penalti.

Antes Jorgensen había abierto el marcador justamente al filo del descanso, pero quedó demostrado durante los 90 minutos que además de las carencias de una selección tan modesta como Gales Ryan Giggs todavía necesita tiempo para implantar sus ideas en un grupo que aún es muy joven.