LALIGA

España, país de los bares piratas

Javier Tebas inicia una nueva cruzada. Esta vez su objetivo son los bares que emiten el fútbol sin permiso, que a juicio del presidente de LaLiga son la mitad de los existentes.

Cada fin de semana un destacamento de un centenar de inspectores se desplaza a una zona concreta de España con el objetivo de peinar los bares donde se emite fútbol. No lo hacen para probar las croquetas ni para hacer un estudio de mercado sobre lo que allí se consume, lo hacen para ver si el establecimiento paga la cuota que le corresponde para emitir los partidos de LaLiga en un establecimiento comercial.

Esta es la nueva cruzada que ha iniciado Javier Tebas, que explicaba el lunes en Barcelona que "la mitad de los bares de España donde se emite el fútbol son piratas y eso perjudica económicamente al fútbol español".

Por ponerlo en datos, en Gran Bretaña el operador Sky recauda en concepto de permisos de retransmisión en locales públicos (pubs, principalmente) 600 millones de euros anuales, mientras que LaLiga apenas ingresa 100 por el mismo concepto.

"De acuerdo en que en Gran Bretaña vive más gente y hay una mayor cultura de la televisión de pago, pero no ganan a España en bares. Más bares que aquí no hay en ningún sitio y la desproporción de seis a uno sólo se explica por la piratería, por eso hemos impulsado este equipo de inspectores", recalcó Tebas.

El fraude del que se queja el máximo ejecutivo del fútbol español consiste principalmente en que en los bares se emite el partido pagando la cuota de un particular. Es decir, la que pagaría cualquier ciudadano por ver el canal en su casa, cuando el paquete de los partidos para ver en locales de restauración es diferente. Dependiendo del operador, la licencia para emitir el fútbol en un bar va de los 200 a los 250 euros mensuales, mientras que un paquete completo a nivel particular (incluyendo deportes y películas) cuesta casi a la mitad.