CÁDIZ 2 - REUS 0

El Reus, nueva víctima de la racha del Cádiz

Dos tempraneros goles de Vallejo y Lekic confirman el buen momento de forma de un Cádiz que controló bien el partido ante un Reus inoperante.

Sigue la racha del Cádiz. Se encuentra en un gran momento de forma y el Reus ha sido la última víctima tanto del equipo cadista como de Dejan Lekic, que lleva tres goles en tres encuentros de manera consecutiva. El Reus, con su particular defensa de cinco, no consiguió tapar la velocidad de los hombres de arriba de la escuadra gaditana y mucho menos afrontar los dos goles. Tres puntos que permiten seguir escalando al Cádiz y una derrota que agudiza el mal momento del Reus.

No sorprendió con su propuesta Xavi Bartolo, que colocó una defensa de cinco con Mario Ortiz como encargado de ser el faro del equipo. Entendió bien este planteamiento el entrenador cadista, que supo tener paciencia con el balón a la espera de que apareciera un hueco por el que hacer hacer daño. Poco tuvo que esperar ya que, en el minuto seis, Manu Vallejo enviaba a la jaula un centro de Salvi desde la derecha después de que Lekic lo peinara en el primer palo. Se alzó el chiclanero en el área pequeña para rematar con la testa al fondo de la red ante la mirada de la defensa.

Parecía que iba a variar su esquema el Reus, que sí mostró mayor verticalidad a la hora de tener la pelota con la velocidad de Fran Carbia. Salvo algún balón al área, no consiguió asustar a Alberto Cifuentes dada la fortaleza defensiva mostrada por los hombres de Álvaro Cervera. Los amarillos se sentían como pez en agua y a los veintiún minutos de partidos pudo hacer el segundo, teniendo que lucirse Edgar Badía para salvar un disparo a bocajarro de Lekic. Desde esta jugada, el conjunto reusense dio un paso adelante pero sin crear peligro.

Murió la primera parte con el Reus enviando balones al área y la segunda empezó con un Cádiz mucho más ofensivo. Nuevamente, el premio del gol le llegó rápido al equipo local. En el 49, a quien ya en la ‘Tacita’ apodan como el ‘Conde Lekic’ apareció en boca de gol para sacar provecho de un disparo mordido de Jairo y poner el segundo gol y encarrilar el choque. No lo celebró el delantero serbio al tratarse de su exequipo.

Los dos equipos siguieron con sus esquemas intactos, viéndose un Reus que por más que quería salir al ataque se veía obligado a dar marcha atrás para frenar la velocidad de Jairo y Salvi. Edgar Badía fue sin duda el mejor del equipo catalán, evitando una mayor goleada del conjunto amarillo con grandes intervenciones. Pudo maquillar el resultado Juan Domínguez en el tiempo de descuento, pero el linier vio bien el fuera de juego. Al final, 2-0 para los cadistas.