Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
EN JUEGO
CSKA CSK

30

Fenerbahce FNB

23

Estrella Roja RED

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Final ATP World Tour
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

REAL MADRID

Así tira Sergio Ramos los penaltis

Cinco de los 19 que ha tirado han sido a lo Panenka. En concreto, dos de los cuatro de esta temporada. Tras la marcha de Cristiano los lanza... ¿por dónde?

Ramos ha tirado dos de los cuatro penaltis de esta campaña a lo Panenka. Goal publicó ayer una entrevista con el célebre checo en la que éste reparaba en la técnica del defensa del Madrid: “Me encanta. Creo que podría ser mi mejor imitador. Lo ha hecho más veces, la gente lo sabe, y aun así lo consigue hacer de nuevo. Es genial”.

Ramos ha marcado a lo Panenka cinco de los 19 penaltis (14 con el partido en juego, cinco en las tandas finales) de su carrera. Es el 26,3%, y no ha fallado ninguno. El primero que intentó de esta manera fue en un partido de enjundia, en la tanda de penaltis de las semifinales de la Eurocopa ante Portugal. Aunque en este caso la pelota iba tocadita pero con cierta fuerza. Tuvo sangre fría. El anterior que había tirado, en la tanda de semifinales de la Champions ante el Bayern, lo había mandado a las nubes. Dos años después lo hizo otra vez con la selección, ante Macedonia, en un partido fácil de clasificación para la Eurocopa. La temporada pasada tiró así ante el Sevilla en Copa. Y cierra el círculo los dos de este curso (Girona y Valladolid). En total, Ramos ha marcado 15 de los 19 penaltis que ha lanzado en su carrera, el 79%.

Panenka ganó así la Eurocopa 1976

El penalti a lo Panenka nació el 20 de junio de 1976 y fue la llave para que Checoslovaquia, un modesto dentro del primer orden europeo, batiese en la final de la Eurocopa a la todopoderosa Alemania, que venía de ganar la Eurocopa 1972 y el Mundial 1974. En la final, se llegó con 2-1 para los checoslovacos al 90’, momento en el que Hölzenbein empató. Prórroga sin goles y la primera tanda para decidir un título de tal magnitud. Checoslovaquia marcó los cuatro primeros; Alemania tres y, al cuarto, Hoeness se llenó de balón y la mandó arriba. El título, en las botas de Antonin Panenka, un interior con toque y visión, pero sin mayor proyección. Su forma de lanzar ese quinto penalti, suave y al centro, engañó al mítico Maier y fundó una nueva escuela.
El propio Panenka lo definía así en Goal.com: “Lo había practicado durante dos años antes. Caí en que todos los porteros saltaban a un lado, con lo que estaría bien lanzarlo por el centro. Después de cada entrenamiento, competía con nuestro portero Hruska. Era muy bueno, así que estaba siempre perdiendo las apuestas: dinero, chocolatinas... Empecé a utilizar mi pequeño truco y gané más a menudo. Aunque empecé a engordar con todas las chocolatinas que ganaba. Si llego a fallar el penalti, ahora mismo tendría ya 40 años de experiencia en la fábrica”.