Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

REAL ZARAGOZA

"Estoy seguro de que vamos a dar una buena nota el domingo"

"Estoy seguro de que vamos a dar una buena nota el domingo"

ALFONSO REYES

Lucas Alcaraz reconoce que el partido será especial al enfrentarse al Granada y debutar en La Romareda y asegura que no habrá una revolución en el once.

—¿Con qué sensaciones llega al partido del domingo contra el Granada?

—Está claro que las cosas que estamos trabajando necesitan tiempo para interiorizarse y paralelo a ello está la necesidad de obtener puntos. Ha sido una buena semana de trabajo y ahora hay que hacerla buena en la competición. Estoy convencido de que el equipo va a dar una buena nota el domingo.

—Una de las buenas noticias es que recupera a Marc Gual. ¿Cómo lo ve?

—La recuperación de la gente de arriba te va a dar más presencia en el área contraria y más contundencia en las acciones ofensivas. Tenemos que valorar cuántos minutos puede estar a alto nivel y a partir de ahí decidir.

—Por contra, la mala noticia la protagoniza Papu, que va a estar más tiempo de baja.

—Ha sido algo inesperado porque incluso valoramos la posibilidad de que jugara la semana pasada. Son contingencias que no se pueden controlar. Tenemos que adaptarnos a las circunstancias y hacer buenos a los jugadores que hay en su posición.

—¿A lo largo de estos días ha tenido que hacer más un trabajo mental o ve bien al equipo en el aspecto anímico?

—Hay que hacer un trabajo de todo. El aspecto mental es importante de cara al partido, pero también la formación con que lo afrontas te puede dar mayor seguridad emocional si te ves maduro para manejarlo. Son dos caminos que van juntos.

—Aguirre llegó a decir que el Granada es el mejor rival que les puede tocar por todo lo que supondría lograr una victoria ante un equipo de arriba. ¿Opina igual?

—Cualquier rival es bueno en ese sentido. Evidentemente hay equipos que marcan una trayectoria con mejores resultados, pero en partidos concretos siempre se dan resultados y rendimientos que no corresponden con las posiciones de los equipos en la tabla. Por tanto, tenemos que pensar que cualquier partido es propicio.

—¿Considera que una victoria lo curaría todo?

—Una victoria siempre cambia el estado anímico del grupo, pero no lo va a arreglar todo. Está claro que necesitamos ganar, pero si ganamos al Granada también necesitaremos ganar el siguiente y así sucesivamente. Un solo triunfo, que ahora mismo es lo más necesario, no lo arregla todo. Lo que arregla todo es que seamos capaces de tener un rendimiento en el tiempo efectivo y ganemos muchos partidos.

—En la dinámica en la que se encuentra el equipo, en la que cualquier fallo penaliza, ¿uno de los primeros objetivos es minimizar al máximo los errores para no regalar goles?

—Sí, pero ese va a ser siempre el objetivo. Yo creo que tampoco tenemos que obsesionarnos. Debemos hacer las cosas con la máxima mentalidad, seguridad y determinación, pero no se puede jugar pensando en si te vas a equivocar o no. Cuanta más decisión muestres, estoy convencido de que menos oportunidades le das al error.

—El equipo ha encajado bastantes goles a balón parado esta temporada. ¿Ha trabajado en ello?

—Es una faceta determinante. El gol del otro día no lo clasifico en ese sentido, pero es algo a lo que hay que darle la importancia que tiene y también en ataque para realmente conseguir hacer daño. Eso también es determinante y muy importante.

—Al margen del resultado, ¿con qué se daría satisfecho Lucas Alcaraz de lo que ha visto en su equipo?

—Un poco todo, pero yo creo que el resultado nos condiciona la opinión a todos, incluido a nosotros. Cuando ganas los errores te parecen más pequeños. En ese aspecto no somos objetivos, pero intentaremos que el equipo mejore prácticamente en todo, ya que en el juego no se puede aislar ninguna faceta. A partir de ahí, ya veremos el resultado que obtenemos ante un rival que nos va a exigir bastante.

—¿Va a haber muchos cambios respecto al anterior encuentro?

—No va a haber ninguna revolución. Nosotros tenemos que mantener una línea y dentro de esa línea, evidentemente, el rendimiento en los partidos y entrenamientos puede ir modificando determinadas situaciones, pero no vamos a hacer cuatro cambios todos los días para ver si acertamos. Eso sí, que ningún jugador piense que hay insustituibles. Hay que establecer un rendimiento por méritos, pero dentro de una línea concreta.

—A lo largo de la temporada se ha hablado mucho de los centrales y todos ellos han tenido minutos. ¿Piensa probarlos a todos?

—Hay que estar abierto a todo. No me gusta mucho los cambios, pero tampoco descarto hacerlos. Tenemos cuatro centrales y en cada momento jugarán los que vemos que están mejor, pero focalizar la atención en un puesto del campo cuando llevas siete jornadas sin ganar no me parece… Creo que todo es mucho más armónico. Si hiciéramos más goles, los centrales vivirían más tranquilos. Al final es un todo que cuando funciona, todo el mundo mejora.

—Eguaras ha tenido el problema de la pubalgia y no pudo hacer pretemporada. ¿Cómo ve su evolución?

—Le veo mejor, pero también es verdad que le he entrenado una semana y media. Con respecto a datos y a mis sensaciones de los partidos que he visto anteriormente en televisión, le veo mejor. Es cierto que ha tenido unas circunstancias especiales y pensamos que poco a poco se va a poner bien y llegará al techo de su rendimiento porque vemos una progresión. Lo malo de las lesiones del pubis es que no son lesiones lineales que cuando se terminan se acabó, sino que van y vienen. Parece que esa fase de parece que sí parece que no está medio superada, así que todo lo que tenga que venir será a mejor.

—Teniendo en cuenta que se enfrenta al Granada, ¿va a ser un partido especial para usted?

—Está claro que es especial por muchas circunstancias, ya que debuto en La Romareda ante un equipo que está en alza y que posiblemente sea el que más ha marcado mi trayectoria personal, pero aquí lo importante es lo que supone el partido en sí para nosotros. Hay que centrarse en que la gente sea capaz de interiorizar todo lo que estamos trabajando y hacerlo con naturalidad y en el punto de activación y motivación justo y a partir de ahí adaptarnos a cada demanda que nos vaya solicitando el encuentro.

—¿Pero qué supone para usted sentarse en el banquillo de La Romareda?

—Es un orgullo y algo importante. Dentro de tu carrera has pasado por muchos banquillos, pero sabes que es un club con una historia importante y una masa social muy por encima de la media de la categoría. Evidentemente, los partidos en casa son intensos en cuanto a la atmósfera que rodea al equipo y yo estoy con muchas ganas porque los deportistas somos gente de retos y los retos surgen en circunstancias de este tipo.

0 Comentarios

Normas Mostrar