INTERNACIONAL

"La mujer es pecado en el fútbol", dice la Fiscalía de Irán

Tras permitir esta semana por primera vez en cuarenta años asistir a un partido de su selección a un centenar de mujeres, el fiscal general exige volver a la censura y la prohibición.

Sólo 48 horas después de que un grupo de mujeres fuera autorizada para presenciar, en una grada aislada y separada de los hombres, en directo en el estadio Azadi, en Teherán, el partido entre Irán y Bolivia, el Fiscal General del país musulmán se ha mostrado contrario a la iniciativa y dispuesto a promover de nuevo la prohibición y la censura. "Somos un país musulmán, y que las mujeres vayan al fútbol a ver correr semidesnudos a los hombres sólo puede conducir al pecado", dijo Mohammad Jafar Montazeri.

Desde la revolución islámica de 1979, las mujeres de Irán tienen prohibido asistir a los estadios de fútbol, veto que se levantó extraordinariamente el martes para encuentro de la selección iraní por deseo expreso del presidente del país, Hassan Rohani, musulmán moderado que ha chocado con la corriente ultraconservadora en la que se posiciona Mohammad Jafar Montazeri. "No permitiremos que vuelva a suceder. En Irán las mujeres no pueden ir al fútbol".