LaLiga Santander
Premier League
Liga Rumana
EN JUEGO
D. Bucarest DBU

1

FC Dunarea Calarasi DCA

1

Liga Turca
FINALIZADO
Trabzonspor TBZ

0

BB Erzurumspor BBE

0

NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

111

Atlanta Hawks ATL

133

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

120

Sacramento Kings SAC

131

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

100

Golden State Warriors GSW

98

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

115

Houston Rockets HOU

112

ATP 500 Basilea
EN JUEGO
Marius Copil Marius Copil
6 1
Ryan Harrison Ryan Harrison
2 2
EN JUEGO
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
4
Henri Laaksonen Henri Laaksonen
5
FINALIZADO
Taylor Fritz Taylor Fritz
6 7
Laslo Djere Laslo Djere
0 5
FINALIZADO
Denis Shapovalov Denis Shapovalov
4 2
Marin Cilic Marin Cilic
6 6
ATP 500 Viena
EN JUEGO
Milos Raonic RAO
5
Jurgen Melzer MEL
5
FINALIZADO
Marton Fucsovics FUC
1 6 7
Felix Auger-Aliassime AUG
6 0 5
FINALIZADO
Borna Coric COR
6 6 6
Albert Ramos-Vinolas RAM
7 0 4
FINALIZADO
Denis Kudla KUD
6 0
Andrey Rublev RUB
7 6
FINALIZADO
Nikoloz Basilashvili BAS
6 6 3
Kevin Anderson AND
4 7 6
Campeonato Brasileño Serie A
Final WTA World Tour
EN JUEGO
Angelique Kerber Angelique Kerber
6 3 3
Kiki Bertens Kiki Bertens
1 6 4
FINALIZADO
Naomi Osaka Naomi Osaka
5 6 1
Sloane Stephens Sloane Stephens
7 4 6
Liga Griega
FINALIZADO
Atromitos ATR

3

Asteras Tripolis AST

2

Liga Mexicana - Apertura

GRUPO 4 | CROACIA 0-INGLATERRA 0

Fue empate y ganó España

Fue empate y ganó España

CARL RECINE

Action Images via Reuters

Croacia e Inglaterra se anularon en Rijeka. La Roja estará en la Final Four si gana el lunes a los ingleses. Dier y Kane, al palo. Flojo Modric.

España fue la gran favorecida del empate entre croatas e ingleses que deja a ambas a expensas de lo que el equipo de Luis Enrique sea capaz de hacer el lunes ante Inglaterra en el Villamarín. Una victoria española certificará su clasificación matemática para la Final Four. Sin más que discutir en el grupo.

El partido entre los aspirantes tuvo poco brillo y mucho atasco. Inglaterra tenía claro su plan y cerca estuvo de ejecutarlo con precisión. Southgate varió su dibujo de tres centrales por uno con cuatro defensas que añadió a Rashford al once inicial, aunque no alteró el librillo. Un equipo físico, duro en el choque, intenso en mediocampo, capaz de complicar a cualquiera que, como Croacia, apuesta por el balón.

Cuanto más quiso iniciar el juego el conjunto croata, más asfixiante fue la presión sobre sus cerebros. Dier se pegaba a Modric, Henderson a Rakitic. A Croacia le costaba horrores mantener la posesión y ahí se diluyeron buena parte de sus opciones. El césped tampoco acompañó. El balón fue como un conejo, incontrolable incluso para gente del nivel técnico de Modric.

Tácticamente el partido fue muy rico, aunque poco vistoso. La presión de ambos convirtió el mediocampo en un centro comercial el primer día de rebajas. En ese atasco se sentía más cómoda Inglaterra, aunque, como en el Mundial, sus mejores jugadores -Rashford, Sterling, Kane- se dedicaron más a estorbar que a inventar. Sus opciones estaban a balón parado y así estuvo a punto de adelantar Dier a los ingleses al borde del descanso. Le palo escupió su remate.

Croacia quiso meter electricidad al partido, pero le costó. El paso de los minutos sí abrió algo más el melón y surgió la figura de Kramaric, que rondó la portería de Pickford más que ningún otro. Aún así, la sensación de peligro siguió siendo inglesa. A Rashford se le fueron dos manos a mano ante Livakovic por el buen hacer del portero y por el mal estado del césped, un desastre para un torneo así al igual que el hecho de que el partido se jugara a puerta cerrada. Debería haber sanciones más lógicas para las federaciones que jugar sin público y convertir aquello en un cementerio. Hasta el producto que trata de vender la UEFA con esta Liga de Naciones quedó deslucido por tan frío ambiente.

Otro que pudo marcar y se quedó con las ganas fue Kane. Un cabezazo suyo, también a balón parado, lo repelió el larguero en una nueva constatación de que si alguno mereció el gol fue el conjunto inglés. Pero no llegó. Ni con Sanchó llegó. La nueva joya del fútbol inglés dejó detalles en su debut que hacen presagiar un futuro espléndido, pero un presente que no alcanza para que Inglaterra amenace el lugar de España en la Final Four. O eso parece. El lunes se solventarán las dudas. Si España gana a los ingleses, estará ya entre los cuatro mejores de la Liga de Naciones. Ni tan mal.

 

0 Comentarios

Mostrar