NBA
FINALIZADO
Boston Celtics BOS

90

Orlando Magic ORL

93

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

127

Charlotte Hornets CHA

106

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

101

Indiana Pacers IND

91

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

124

New York Knicks NYK

113

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

115

Chicago Bulls CHI

109

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

84

Memphis Grizzlies MEM

92

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

124

Washington Wizards WAS

125

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

142

San Antonio Spurs SAS

143

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

123

Phoenix Suns PHX

103

ATP 500 Basilea
EN JUEGO
Taro Daniel Taro Daniel
0
Andreas Seppi Andreas Seppi
2
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
Jan-Lennard Struff Jan-Lennard Struff
-
John Millman John Millman
-
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
-
Nicolás Jarry Nicolás Jarry
-
Roger Federer Roger Federer
-
Filip Krajinovic Filip Krajinovic
-
Leonardo Mayer Leonardo Mayer
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
FINALIZADO
Alexei Popyrin Alexei Popyrin
7 6
Matthew Ebden Matthew Ebden
6 4
ATP 500 Viena
EN JUEGO
Frances Tiafoe TIA
6 7 2
Kei Nishikori NIS
7 5 5
EN JUEGO
Fernando Verdasco VER
6 6 4
Pierre-Hugues Herbert HER
7 3 3
Cameron Norrie NOR
-
John Isner ISN
-
Philipp Kohlschreiber KOH
-
Lucas Pouille POU
-
Dominic Thiem THI
-
Ruben Bemelmans BEM
-
Damir Dzumhur DZU
-
Fabio Fognini FOG
-
Jo-Wilfried Tsonga TSO
-
Sam Querrey QUE
-
Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Partizan PAR

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Alba Berlin ALB

-

Arka Gdynia GDY

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Turk Telekom TUR

-

Limoges LIM

-

Tofas Bursa TOF

-

Unicaja MAL

-

Unics Kazan UNK

-

Final WTA World Tour
EN JUEGO
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
7 3
Petra Kvitova Petra Kvitova
5 6
Elina Svitolina Elina Svitolina
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Liga Colombiana II

SEVILLA 3 - REAL MADRID 0

Baño del Sevilla al Madrid

Partido perfecto del equipo de Machín ante un rival horrible en las dos áreas. Marcaron André Silva (2) y Ben Yedder. Marcelo, irreconocible, acabó lesionado

El pepinazo de Butarque tuvo efectos secundarios en el Pizjuán, donde un Madrid fuertemente sedado se vio sometido al juego entusiasta, arrebatado y hasta pegadizo de un Sevilla gigante. Fue una paliza en toda regla, construida desde el interés y la intensidad, pero también desde el fútbol colectivo con encaje, una vuelta de Machín al lugar del crimen (no debió contárselo todo a Lopetegui en su charla de marzo) y del Madrid a los tiempos del despendole, simbolizados en la frivolidad suicida de Marcelo y el absentismo de Benzema.

Definitivamente, Nervión narcotiza al Madrid, cuya colección de desarreglos daría para una exposición. El Sevilla de los tres centrales y de brava embestida sacó a flote la peor versión del equipo de Lopetegui, mal con la pelota y catastrófico sin ella. De golpe, sin preaviso, asomaron los peores vicios del pasado: el ganduleo en la presión, la propensión a partirse, a hacerse peligrosamente largo, la incapacidad para agruparse, la absoluta dejación en la vuelta tras pérdida, el Benzema aforado y el malestar general.

La primera mitad fue un baño de un Sevilla inteligente, organizado, agresivo y con ambición. La capacidad gravitatoria de Banega y del Mudo Vázquez fue la pista de despegue. Navas resultó un caza y André Silva y Ben Yedder, los bombarderos. Un orfeón ante el que cantó el Madrid de todas las maneras imaginables: regalando la pelota en el borde de su área (lo firmó Marcelo, principal encausado, y lo castigó André Silva, tras pase de Navas), regresando a paso de procesión en un córner en área ajena (a Navas sólo lo paró Courtois pero André Silva también hizo caja con el rechace) o durmiéndose en uno en área propia (abrochado con una volea de Ben Yedder). En el inventario quedó también un remate al palo del Mudo Vázquez y un cabezazo peligroso de Sergi Gómez.

Cambios tardíos

El Madrid sólo replicó en un remate al palo de Bale, en lance aislado, y en remate forzado del galés fuera con Vaclik ausente de la portería. La onda expansiva alcanzó a todos, de sur a norte. Fue un desvanecimiento general. El equipo pasó de rojo a colorado inexplicablemente.

De la parálisis no se libró Lopetegui. Del descanso volvieron los mismos, como si nada hubiese ocurrido. La situación era casi irreversible pero los cambios hubiesen resultado al menos admonitorios. El VAR también ahogó el leve intento de reacción al anular un gol de Modric por fuera de juego de un pie. En esto la justicia se ha vuelto milimétrica. Después llegaron Lucas Vázquez, Mariano y Ceballos, los dos últimos silbados según las expectativas, y las primeras señales de que el Madrid empezaba a entender algo de aquel sudoku de tres centrales. Bale, él unico que se puso a salvo, evitó un gol y perdonó dos, pero fue la solitaria baliza ofensiva del Madrid, que acabó con diez por la lesión de Marcelo. Sólo una gran actuación en el derbi puede perdonar tantos pecados.

 

0 Comentarios

Mostrar