Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
Vuelta a España
Fuenlabrada - Madrid
Corredor Tiempo
Fabio Jakobsen 02:48:20
Sam Bennett +00:00:00
Szymon Sajnok +00:00:00
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

6

Waalwijk Waalwijk WAA

2

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

2

FINALIZADO
Heracles Heracles HCL

4

Willem II Willem II WII

1

FINALIZADO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Twente Twente TWE

3

Temas del día Más temas

LIGA SANTANDER

El efecto VAR se diluye: siete expulsados en la jornada 5

La última vez que se registraron tantos expulsados fue durante la temporada 2013-2014. A los jugadores ya no parece disuadirles el videoarbitraje.

Cuando se instaló la tecnología del videoarbitraje (VAR) se habló mucho de una de las ventajas que iba a tener: los jugadores se andarían con ojo a la hora de cometer una agresión e intentarían ahorrarse la infracción a sabiendas de que les pillarían. De esta forma, habría menos faltas, favoreciendo al fútbol. Así ha sido en LaLiga Santander hasta la quinta jornada del campeonato, que ha registrado un total de siete expulsados. En las dos primeras no hubo ninguna roja; en la tercera hubo una; y en la cuarta, dos.

No se alcanzaban las siete tarjetas rojas en una jornada desde la temporada 2013-2014 (jornadas 14 y 35). Solamente 14 veces se han superado las siete expulsiones si nos remontamos hasta la campaña 2005/2006. En ese mismo curso se alcanzó el récord de los últimos 14 años, llegando a las 12 tarjetas rojas en la jornada 16 (cuatro de ellas tras doble amarilla).

Este fin de semana, Lenglet (Barcelona), Susaeta (Athletic de Bilbao), Parejo (Valencia), Ba (Rayo Vallecano), Iván Alejo (Getafe), Theo Hernández (Real Sociedad) y Juanmi (Real Sociedad) han sido expulsados, algunos de ellos con decisiones polémicas como por ejemplo el del jugador azulgrana tras golpear con el codo en la cara a Pere Pons.

En cualquier caso, esta jornada ha servido para demostrar que el VAR no evita que los infractores sigan cometiendo acciones merecedoras de rojas como agresiones, como por ejemplo la de Abdoulaye Ba en el Rayo Vallecano-Alavés. Pero a pesar de que no se puedan evitar, quizá porque con el paso del tiempo le han perdido el respeto, lo que está claro es que no podrán escapar de las cámaras cuando realicen una acción sancionable. Puede que los jugadores ya no teman al VAR, pero el VAR les acaba cazando.

0 Comentarios

Normas Mostrar