Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

INTER-PARMA

Dimarco complica a Spalletti

Así celebró su gol Dimarco.

MIGUEL MEDINA

AFP

El jugador, cedido por el Inter, decidió el duelo con gran disparo desde 25 metros. Los 'nerazzurri' desperdiciaron buenas oportunidades

Tras un verano de gran ilusión con el mercado que, en Italia, consideraron el mejor de la Serie A, el Inter está viviendo un arranque de campeonato casi desastroso: después de haber cosechado apenas cuatro puntos en los primeros tres partidos, los nerazzurri cayeron en San Siro ante el recién ascendido Parma, que se llevó el triunfo gracias a un maravilloso tanto de Federico Dimarco que, ironías de la suerte, ha crecido en la cantera de los milaneses y juega cedido en los Ducali.

Spalletti, pensando en el soñado estreno en Champions League con el Tottenham del martes, hizo rotaciones: empezaron en el banquillo Vrsaljko, Asamoah, Politano y, sobre todo, Mauro Icardi, sustituido en el centro del ataque por Keita Baldé. El equipo tuvo el enfrentamiento en sus manos en la primera mitad, creando buenas oportunidades para romper el partido y concediendo apenas un remate a puerta a sus rivales, un récord para este campeonato.

La falta de puntería obligó al técnico a buscar nuevas soluciones, y tras el descanso saltaron al campo Icardi, Politano y Asamoah. El equipo siguió empujando (llegó a disparar 20 veces), pero la gran jornada del portero Sepe y unos ataques más desordenados que concretos dejaron el marcador a cero. En cambio, el Parma, que ya asustó a la Juve en la anterior jornada, se defendía con paciencia y, de la nada, se sacó de la chistera el gol decisivo: lo marcó Federico Dimarco, defensa del 1997, cuyo latigazo con el exterior del pie, a lo Roberto Carlos, dejó a Handanovic helado en el 79’. Un golazo en toda regla ante el equipo de sus amores.

Los nerazzurri, que protestaron por una mano del mismo Dimarco que el VAR se perdió, se volcaron al ataque en los últimos 10 minutos, pero el agobio pudo más que sus ganas de llevarse al menos un punto. Y San Siro les acompañó en el vestuario entre pitos.

0 Comentarios

Normas Mostrar