Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa

REAL MADRID

El supuesto coautor de la tesis de Sánchez trabaja en el Madrid

Carlos Ocaña trabaja en el Real Madrid.

Es Carlos Ocaña. Le fichó Florentino en 2012 tras el cambio de gobierno y había sido jefe de gabinete de Miguel Sebastián en la época de las termosolares y Castor...

El nombre de Carlos Ocaña, economista de reconocido prestigio, inunda las redes sociales y las webs de los principales medios por ser el supuesto coautor de la tesis que Pedro Sánchez presentó en noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela. Ocaña ha negado, en un comunicado remitido a la agencia EFE, haber participado “total o parcialmente” en la tesis del ahora presidente del Gobierno, y Sánchez ha asegurado que pondrá el trabajo a disposición de todo el que quiera verlo. Pero El Mundo informó en su edición del jueves que la tesis de Sánchez se editó posteriormente, en formato de libro, firmada por los dos. El caso es que Carlos Ocaña trabaja actualmente en el Real Madrid, lo hace desde 2012. Florentino lo fichó desde el gabinete del ministerio de Industria del que Miguel Sebastián era titular. 

Carlos Ocaña tomó posesión como jefe del Gabinete de Industria de Miguel Sebastián el 22 de abril de 2008 y se mantuvo en el cargo hasta diciembre de 2011. Poco después, tras el cambio de gobierno que dejó a Ocaña sin ese trabajo, en julio de 2012, Florentino Pérez le fichaba como miembro del Comité Ejecutivo, Económico, Compras y Dirección del club, cargo que sigue desempeñando.

Según una información publicada por Vozpópuli, durante la segunda época que Miguel Sebastián estuvo al frente de Industria (con Carlos Ocaña como jefe de su gabinete), “se promovió el despegue de la energía termosolar en el país, área en la que ACS era un actor destacado. Gracias a la normativa impulsada por Sebastián”, decía aquella información de Vozpópuli, “el grupo que preside Pérez pudo poner en marcha numerosas centrales”. Carlos Ocaña, ahora en el Real Madrid, trabajó activamente en aquellas iniciativas.

Capítulo aparte merece el tema de Castor. Fue en la segunda etapa del gobierno de Zapatero, con Carlos Ocaña (ahora en el Real Madrid) trabajando en el Gabinete de Industria de Miguel Sebastián, cuando se firmó el decreto que adjudicaba a Escal UGS, controlada por la constructora ACS (66%), la concesión de explotación del fallido centro de almacenamiento de gas natural Castor. Entonces se incluyó una polémica cláusula que indicaba que en caso de cese de la concesión, aún “en el caso de negligencia de la empresa concesionaria”, ésta sería compensada “con el valor residual de las instalaciones”. Ese es el origen de la indemnización millonaria (1.650 millones de euros) que cobró la adjudicataria del Gobierno a finales de 2014. Carlos Ocaña ya habitaba esos días un despacho en el Bernabéu.

0 Comentarios

Normas Mostrar