REAL MADRID

El pinganillo de Julen Lopetegui: tiene un espía en la grada

Antolín Gonzalo usa software para diseccionar al rival. La FIFA admitió el uso de esta tecnología y en el Mundial de Rusia la utilizó la Selección.

0
Lopetegui, rodeado de Pablo Sanz (izquierda), el ayudante que se comunica con Antolín Gonzalo, y Óscar Caro (derecha).
JESUS ALVAREZ ORIHUELA / DIARIO AS

Big Data, análisis en 2D y 3D de cientos de jugadas del rival, estadísticas pormenorizadas de miles de futbolistas... todo eso está al alcance de Julen Lopetegui con un simple pinganillo. El técnico vasco se ha rodeado en el Madrid de un staff propio (fichó como ayudantes a Pablo Sanz, Celades y Óscar Caro, y al recuperador Pepe Conde) que ha redondeado con un scout: Antolín Gonzalo. Este analista, al que conoce de la Selección (diseccionó a los rivales de La Roja hasta el Mundial), son sus ojos en la grada...

Gonzalo es el encargado de entregarle a Lopetegui un dossier audiovisual sobre el rival antes del partido, pero también lo radiografía en directo. Los puntos fuertes o flacos que detecta (es entrenador y tiene un máster en preparación física) se los comunica a Pablo Sanz, el portador del pinganillo (imagen superior) y éste a Lopetegui. Celades también hizo esa función para Hierro en el Mundial. Allí fue donde la FIFA le dio luz verde a esta tecnología.

Gonzalo se apoya en software como WyScout (“La biblioteca definitiva para poder ‘destripar’ el sistema de un contrario”, dice un analista de Primera) y en el entorno de Lopetegui el uso de la tecnología es habitual. Óscar Caro, su preparador físico de confianza y al que llevó a la Selección, realizó su tesis doctoral utilizando la herramienta de análisis Amisco. No es extrañar que la plantille hable de “lo analítico” que es Lopetegui. En los partidos, Caro incluso les espera en el túnel para darles instrucciones justo antes de volver del descanso. A pie de campo o a vista de pájaro, Lopetegui lo quiere todo bajo control.