ITALIA

Los ultras del Verona ‘impiden’ el llenazo en el estreno de CR7

Chievo y Juventus guardan un minuto de silencio antes del encuentro.

ISABELLA BONOTTO

AFP

Un pacto entre Chievo y Hellas no deja ocupar la zona de los ultras, uno de los fondos, por los hinchas visitantes. Se discutió una excepción pero finalmente no se llevó a cabo.

Las 31.000 entradas del Bentegodi de Verona  para el partido entre Chievo y Juventus de hoy, estreno de Cristiano Ronaldo en Italia, se vendieron en apenas dos días, aunque el estadio presenta un enorme vacío en la ‘Curva Sud inferiore’, uno de los dos fondos.

Si los tickets para ese sector del campo no se vendieron no fue debido al precio, que por la llegada del luso subió de un 50%, ni por problemas de orden público. Fue  por un ‘pacto no escrito’ entre los clubes de Chievo y Hellas, que comparten el estadio: según esta ‘norma’, los hinchas visitantes en los partidos de ambos clubes no pueden ocupar las butacas que, normalmente, utilizan los ultras locales.

De tal manera, el sector visitante reduce su aforo causando, obviamente, un daño económico a los equipos. Sin embargo, esa situación nunca representó un problema ni fue noticia, pero con un evento como el primer partido italiano de CR7 todo cambia.

Durante las pasadas semanas se discutió sobre el caso y la posibilidad de hacer una excepción, pero tras un encuentro tras los clubes de Verona y las instituciones, se decidió evitarla. Y, al final, ese vacío que presentó el Bentegodi durante Chievo-Juve fue evidente.

0 Comentarios

Normas Mostrar