Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

EL FÚTBOL Y HACIENDA

Hacienda recauda 1.227 millones de euros del fútbol en 2018

LaLiga.

EFE

Ya es el 1% del PIB. En 2016 fueron 1.023 millones, en 2019-20 serán 1.478. La deuda fiscal se redujo en 554 millones en cinco años.

Hacienda no es un banco para los clubes de fútbol”. La frase que hace años pronunció Cristóbal Montoro, entonces ministro de Hacienda, fue un aviso a navegantes. El fútbol está bajo la lupa del fisco, que cada vez le consiente menos y le recauda más. Este año Hacienda ingresará 1.227,4 millones de euros procedentes del fútbol profesional, los 42 clubes de Primera y Segunda y sus futbolistas. El fútbol ya supone el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) de España.

El fútbol profesional español pagó 1.158 millones de euros en impuestos la temporada 2016-17. La anterior, 2015-16, fueron 1.023 millones. Estos pagos fiscales se incrementarán progresivamente en las próximas temporadas hasta llegar a los 1.478,1 en la campaña 2019-20.

De los 1.227,4 millones recaudados por Hacienda esta temporada, 847,2 correspondieron a las liquidaciones del IRPF (declaración de la Renta) realizadas por los futbolistas de Primera y Segunda. En esa cifra también se incluye a entrenadores, ayudantes y resto de personal. El resto, 380,3 millones, fueron cantidades pagadas a través del impuesto de sociedades a las que los futbolistas ceden sus derechos de imagen.

Esta partida es la que genera mayor conflictividad con la Agencia Tributaria, ya que cuestiona la actividad de muchas de esas sociedades, a las que cree ficticias, y reclama a los futbolistas la diferencia del tipo pagado entre el impuesto de sociedades (25% o 30%) y el IRPF correspondiente, 46% en general, pero un poco más o un poco menos según en qué comunidad autónoma deba tributar cada jugador.

La deuda. Pero lo más significativo del fútbol español en cuestiones fiscales es el descenso continuo de la deuda de los clubes con Hacienda. En 2011, los clubes españoles debían a Hacienda un total de 752 millones. En abril de 2012, el Consejo Superior de Deportes (CSD), presidido por Miguel Cardenal, y LaLiga (entonces llamada Liga de Fútbol Profesional), presidida por Javier Tebas, suscribieron un plan de saneamiento para controlar las deudas con Hacienda. De inicio, los clubes se resistieron, pero poco a poco Tebas fue ganando la batalla logrando que todos recortasen sus deudas año a año, bajándola hasta los 96 millones en diciembre de 2017 (ver gráfico). El periodo entre enero de 2013 hasta septiembre de 2014 fue en el que se produjo el mayor descenso de la deuda, en concreto se rebajaron 218 millones. LaLiga prevé que, en 2020, la deuda sea sólo de unos 54 millones, cantidad que quedará pendiente por los convenios de acreedores que varios clubes tienen suscritos con Hacienda financiando su deuda a largo plazo.

En los últimos cinco años (enero de 2013 a diciembre de 2017), la deuda con el fisco se redujo en 554 millones. Se debe, según LaLiga, a que los clubes se han disciplinado en el pago de sus obligaciones, mientras que para la Agencia Tributaria es por las medidas puestas en marcha que evitan el anterior descontrol.

El impacto del fútbol profesional en la economía española es ya del 1,02% y se estima que en la temporada 2019-20 el fútbol signifique el 1,18% del Producto Interior Bruto (PIB).

0 Comentarios

Normas Mostrar