Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

REAL MADRID

Courtois vendrá al Real Madrid cuando el Chelsea tenga sustituto

El Chelsea intentó el fichaje de Alisson, pero el brasileño le dio el ‘sí’ al Liverpool. Schmeichel, Donnarumma y Cech también han sonado.

El traspaso de Courtois al Madrid parece cuestión de horas. El belga quiere regresar a la capital española, donde viven sus hijos, y el Chelsea estaría dispuesto a venderle, ya que su contrato acaba en 2019, por una cifra que podría rondar los 40 millones. Pero según Sky Sports, el equipo inglés no quiere dejar salir a su portero sin tener atado a su sustituto. Algo que ya había señalado Maurizio Sarri, nuevo técnico del Chelsea, en la conferencia de prensa de su presentación: “Siempre nos gustaría mantener a nuestros jugadores más fuertes, pero tendremos que ver cómo va el mercado de transferencias en los próximos días”.

Para ello, la entidad londinense barajaba tres nombres que quedaron reducidos a dos. El primero era Alisson, el brasileño que ayer prácticamente cerró su fichaje por el Liverpool a cambio de 75 millones de euros, convirtiéndose en el portero más caro de la historia. Los dos siguientes nombres en la lista son Kasper Schmeichel, meta del Leicester, y el tercero es el italiano Donnarumma, que está en el Milán, y al que sus problemas económicos podrían obligarle a traspasar.

Schmeichel realizó un gran Mundial donde su selección, Dinamarca, llegó hasta octavos. Cayó ante Croacia en los penaltis: detuvo dos lanzamientos y uno previo en la prórroga a Modric. Su ventaja es que es buen conocedor del fútbol inglés (lleva jugando en las islas desde 2005), pero, por contra, tiene 31 años, la directiva de los Foxes no facilitaría su posible venta (su valor de mercado según Transfermarkt es de 12 millones) y la entidad blue aspira a fichar a uno más joven. Ahí entra el nombre de Donnarumma, cuya desventaja sería el precio en el que le tasaría el equipo milanista (costaría más de 50 millones).

También sonó el nombre de Cech. El checo llegó al Chelsea en 2004. Su fichaje, sin embargo, sería más bien cortoplacista: su edad, 36 años, obligaría a contratar a otro portero más joven. Por su parte, Courtois prosigue sus vacaciones en Tenerife a la espera de que se concrete la operación de su traspaso. El belga quiere regresar a Madrid sí o sí. Es cuestión de horas...