Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL ZARAGOZA

"Es un orgullo y un impulso ver el entusiasmo de la afición"

"Es un orgullo y un impulso ver el entusiasmo de la afición"

ALFONSO REYES

Zapater se muestra ilusionado en este inicio de la pretemporada y subraya la importancia que tiene empezar bien la Liga para enganchar a la afición.

—¿Con qué ilusión llega a este inicio de la pretemporada?

—Con la ilusión de todos los años y es la que hay que tener. Hemos tenido un mes de vacaciones y es el tiempo que necesitas para desconectar y volver a tener ganas e ilusión de empezar.

—¿Sigue pensando en lo que pasó en aquel último partido contra el Numancia?

—Lo que pasó al final era algo que no esperaba nadie y encima nos pilló con el colegio de los niños, por lo que eso me obligó a seguir una semana más en Zaragoza. Algo que yo veía negativo porque siempre me ha gustado irme en cuanto terminan las temporadas para desconectar, me ha servido para ver el entusiasmo y las ganas de la afición a pesar de perder contra el Numancia. Eso es un impulso. Es normal que la gente piense en cómo acabó el año, pero es algo que yo tengo olvidado. Es fútbol y hay que seguir. El fútbol siempre te da revancha y ahora hay tiempo para prepararse.

—¿Uno de los aspectos más importantes que se ganó la pasada temporada es esa comunión entre equipo y afición?

—Ahí están los datos de las altas de abonados y lo percibes en el día a día viendo a gente con la camiseta del Zaragoza a pesar de haber perdido. Eso es un orgullo y algo de lo que debemos aprovecharnos todos, tanto afición como jugadores. Es algo de lo que todos los jugadores debemos ser conscientes y de ahí la importancia de empezar bien, de conseguir que esos últimos partidos que eran una fiesta la pasada temporada, con un ambiente increíble, lo sean también ahora. Eso pasará por hacer las cosas igual de bien y que los resultados acompañen.

—¿Qué mensaje le puede mandar a la afición en este primer día de pretemporada?

—Un mensaje de orgullo. Saber cómo se está desarrollando la campaña de abonados es un incentivo para todos nosotros y vamos a intentar seguir haciendo las cosas como el año pasado para devolverles todo en el campo. Esperemos que a lo largo de este año se vuelvan a vivir momentos como la pasada temporada.

—Ahora que ya ha podido hablar con Imanol Idiákez, ¿qué espera del nuevo entrenador?

—Lo he conocido y hemos estado hablando de todo un poco. Afortunadamente, todo el mundo habla muy bien de él y no es fácil que eso pase en el mundo del fútbol. Intentaré ayudarle todo lo posible y le deseo suerte. Es el que tiene que ayudarnos y la verdad es que tengo muchas ganas de empezar ya por todo lo que me han hablado sobre él.

—¿Qué importancia puede tener de cara a esta temporada que se mantenga el bloque del pasado curso?

—¿La temporada pasada valió para algo? Está claro que hay muchos jugadores jóvenes que ya no lo son y tienen unas experiencias. Somos un grupo que continúa y eso hace que desayunes con ellos y no les saludes dándole la mano, sino con un abrazo o dando un cachete. Eso en lo personal, pero es que en lo deportivo ya sabes cómo quiere uno el balón, si le viene bien echarle una bronca o no, cómo la va a aceptar… Nos conocemos todos y esperemos que ayude. Eso no quiere decir que vaya a ser fácil. Olvidar lo que es la Segunda División sería un error.

—Viendo los equipos que van a jugar este año en Segunda, ¿va a ser una categoría aún más complicada?

—Hay equipo que cuando yo jugaba a los cromos estaban en Primera. Son equipos que llevaban muchos años en Primera, con estadios de Primera y con la exigencia de ascender a Primera. Va a haber muchísima igualdad y va a volver a ser una competición interesantísima hasta el final. El playoff hace que todo el mundo esté metido hasta el final, por lo que llegas a mayo con casi todos los equipos luchando por algo.

—El proyecto que se inició la pasada temporada era de dos años. ¿Siente más presión por ascender esta temporada?

—Siempre he dicho que la exigencia que hay aquí es buena y no creo que debamos olvidarla nadie. Mi exigencia el año pasado era ganar cada partido y es la que creo que hay que tener para vestir esta camiseta. Está claro que cuando hablamos de un proyecto, hablamos de una base de jugadores que ya nos conocemos. Debemos hacer que eso sea positivo y se refleje en el campo.

—¿Qué les enseñó la pasada temporada?

—Que el fútbol es una montaña rusa y que lo más complicado es gestionar los malos resultados. Afortunadamente se tuvo calma en el club, Lalo mantuvo al entrenador y aparecieron los resultados. Esos resultados podrían haber llegado al principio, pero no llegaron. El fútbol es complicado y por eso siempre digo que hay que pensar en domingo a domingo.

—¿Qué espera Zapater de esta temporada a nivel personal?

—La vivo con la misma ilusión y con la idea de disfrutar jugando al fútbol. Tengo ganas de volver a la rutina del día a día, de entrenar para ganarme un puesto, de ayudar… Si te paras a pensar en un futuro sí que puedes pensar que será la última temporada, pero voy día a día y no me planteo nada más. El tiempo irá diciendo, pero voy con la ilusión de que este año sea el del ascenso.

—¿Su reto es dejar al Zaragoza en Primera y si eso pasa…?

—No lo dejaría yo, sino todos, pero si me sigo sintiendo bien en el campo, me da igual la edad. El tema de la recuperación sí que vas viendo que es diferente a cuando tenías veinte años, pero en el día a día lo iré viendo. Quiero disfrutar jugando y entrenando y ayudar. Ganar ayuda a que esa edad se alargue más. Perder, como hace dos temporadas, desgasta muchísimo y hace un mes no quería que acabara la temporada porque ganabas cada domingo y eso es la leche y muy gratificante. No acabé tan cansado físicamente como el anterior y eso seguramente sea porque las cosas fueron mejor.

—¿Cómo valora la continuidad de Cristian Álvarez?

—Es muy positiva porque es un futbolista que nos dio muchos puntos la pasada temporada. Es importante que continúe gente que sepa lo que es llevar esta camiseta y que quiera seguir haciéndolo.

0 Comentarios

Normas Mostrar