Temas del día

ARGENTINA

Maradona y Messi en el Mundial: la comparativa con Argentina

Maradona y Messi.

AS

Los dos jugadores argentinos participaron en cuatro Mundiales. Maradona ganó uno y fue finalista en otro, Messi llegó a la final en 2014.

Diego Armando Maradona y Leo Messi pelean por el trono de mejor futbolista argentino de la historia y mejor jugador que haya pisado un terreno de juego en todos los tiempos, donde entran en liza mitos como el brasileño Pelé. Maradona disputó un total de 90 partidos con la selección, marcando 34 goles, mientras que Messi ha jugado 124 duelos anotando 64 tantos y dando 43 asistencias, el que más de la historia de Argentina superando los 54 goles de Batistuta. 

Los dos jugadores han estado presentes en cuatro Mundiales, aunque Messi se encuentra en Rusia luchando por continuar en el torneo donde la goleada de Croacia le ha dejado en una situación muy delicada. Maradona levantó el título una vez, en 1986, y se quedó a las puertas cuatro años después cayendo en la final contra Alemania, una selección que le arrebató a Messi la posibilidad de hacerse con el trofeo en 2014. En total el exjugador de Barcelona, Sevilla, Nápoles o Boca entre otros participó en 21 partidos de Mundial, logrando 8 goles y 7 asistencias, con un balance de 12 victorias, cuatro empates y cinco derrotas, mientras que el futbolista del Barcelona ha participado en 17, anotando 5 goles y repartiendo 4 asistencias con un total de 11 victorias, tres empates y tres derrotas. Las comparativas han sido habituales desde que Messi comenzó a destacar y se hizo con el '10' del Barcelona y de la selección. Su forma de jugar e incluso su físico, de escasa estatura y regate imparable les ha hecho marcar época, aunque en el caso del segundo siempre se ha discutido su liderazgo. 

Maradona en el Mundial de 1986 contra Inglaterra.

Maradona participó en 1982 en su primer Mundial cuando tenía 22 años. En el torneo llevado a cabo en España, Argentina pasó la primera fase marcando dos goles a Hungría en la victoria por 4-1, pero cayó en la segunda fase en un grupo con Italia y Brasil. En 1986 lideraría a una selección que se acabó proclamando campeona del Mundo. Maradona completó tres asistencias en la victoria contra Corea del Sur, dos a Valdano, vio puerta contra Italia y dio otra asistencia frente a Bulgaria. En octavos Argentina eliminó a Uruguay y en cuartos el argentino hizo dos goles históricos para eliminar a Inglaterra (2-1). Uno tras deshacerse de todo rival que le salió a su paso desde el centro del campo en un tanto de auténtico prodigio y otro aprovechándose del brazo para superar al guardameta sin que el árbitro se percatase en lo conocido como 'mano de Dios'. Otros dos goles llegarían en las semifinales contra Bélgica (2-0) y en la final Argentina derrotaría a Alemania por 3-2 con la asistencia de Maradona a Jorge Burruchaga en el gol definitivo. En 1990, justo antes de cumplir 30 años, el argentino también lideró a su selección en Italia. La albiceleste fue finalista, pero en esta ocasión la balanza se decantó a favor de Alemania en la final (1-0). Maradona fue menos determinante, aunque sus pases fueron claves contra Rumanía y Brasil y anotó el cuarto y último penalti de su equipo en la tanda de las semifinales contra Italia. Por último estuvo presente en el Mundial de 1994, donde comenzó marcando ante Grecia y participando en la victoria frente a Nigeria, pero el examen de orina de antidopaje posterior detectó un positivo por efedrina. Maradona no pudo volver a jugar en el campeonato y Argentina fue eliminada por Rumanía en octavos. 

Messi por su parte debutó en un Mundial en Alemania 2006 cuando cumplió 19 años. Titular sólo en el tercer partido contra Holanda, marcó ante Serbia en el segundo partido de grupos y no participó en la derrota en octavos contra Alemania en los penaltis, una selección que se ha convertido en su gran pesadilla. En Sudáfrica 2010 el blaugrana sí que llegaba con más responsabilidades y como crack del equipo. Fue titular en todos los partidos, pero de nuevo entró en juego una Alemania que acabó con sus opciones en cuartos de final con una goleada por 4-0. Messi había conseguido una asistencia contra Corea del Sur y otra ante México. En 2014 fue el año donde el barcelonista rozó el título, pero de nuevo Alemania se cruzó en el camino, en esta ocasión en la final donde Gözte marcó en la prórroga el único tanto del encuentro. Messi había sido básico en la fase de grupos, logrando un tanto a Bosnia (2-1), Irán (1-0) y un doblete contra Nigeria (2-3). En octavos eliminaron a Suiza en la prórroga con un gol de Di María asistido por Messi, superaron a Bélgica en cuartos (1-0) y a Holanda en los penaltis en semifinales (4-2). Por último queda el Mundial actual, renuncia a la selección por medio. Argentina tiene su futuro en el aire después de sumar sólo un punto en los dos primeros partidos, empatando ante Islandia en un partido en el que Messi falló un penalti. Ahora sus aspiraciones pasan por una carambola con el propio equipo del norte de Europa y por Nigeria. Eso sí, pase lo que pase el futbolista tiene actualmente 30 años, por lo que podría jugar un último Mundial en Qatar cuando tuviese 34

Messi celebra su gol a Serbia en el Mundial de 2006.

Sus compañeros

Mucho se ha discutido sobre si Maradona había ganado él sólo el Mundial de 1986 o si Messi no había sido capaz de hacerlo pese a contar con compañeros de calidad. La realidad es que los dos futbolistas fueron claramente los mejores de su generación y tuvieron a su lado a otros jugadores de nivel que intentaron ayudarles a la hora de conseguir sus objetivos. La Argentina que ganó el título en 1986 alineó en la final a: Pumpido; Cuciuffo, Brown, Ruggieri, Olarticoechea, Giusti, Batista, Enrique, Burruchaga, Maradona y Valdano, mientras que la que fue finalista en 2010 y se quedó a las puertas del título jugó la final con: Sergio Romero, Zabaleta, Garay, Demichelis, Rojo, Mascherano, Biglia, Enzo Pérez, Higuaín, Messi, Lavezzi.

0 Comentarios

Normas Mostrar