MUNDIAL 2018

Los grandes goleadas de la historia del Mundial

El 1-7 de Alemania a Brasil se considera popularmente la mejor por ronda y contexto pero hay más como el apasionante Austria 7-Suiza 5 del Mundial 54.

0
Andre Schuerrle celebra un gol frente a Brasil en el Mundial de 2014.
MOHAMED MESSARA EFE

El Mundial es la cumbre del fútbol. El torneo con más tradición y más prestigio además de uno de los más difíciles de conseguir por la extrema competitividad, la dificultad para clasificarse y la frecuencia del torneo, un mes apasionante de fútbol prácticamente cada día.

Aunque, como decíamos, la igualdad es la máxima del torneo y las sorpresas nunca faltan pero hay veces que la balanza se desequilibra descaradamente para un lado y los aficionados disfrutan de goleadas para la historia. En As, repasamos las más destacadas de toda la historia de los Mundiales.

El Maracanazo moderno: Brasil 1-7 Alemania (Brasil 2014)

Como un azucarillo en una gran taza de café. Así se deshizo Brasil en Maracaná en plenas semifinales de un Mundial contra Alemania dando lugar a la Tragedia Moderna, en mayúsculas, del fútbol brasileño.La semifinal arrancó con la peor noticia. Brasil jugaría el partido más importante del campeonato si su estrella, Neymar, después de que cayese lesionado de gravedad en el partido contra Colombia. El 10 apenas se podía mover y de hecho ni acudió al estadio para verlo junto a sus compañeros.

El partido no siguió de ninguna manera el guión esperado. Sin llegar al minuto 15, Müller aprovechó un despiste general de la defensa de la canarinha para hacer el 0-1. El partido empezaba mal pero lo peor estaba por venir. Del minuto 23 al 29, los brasileños sufrieron, literalmente, nueve minutos de auténtica tortura. Cuatro veces se plantaron en el área los teutones y metieron goles con una superioridad inusitada. Sin llegar a la media hora, Alemania ya sabía que estaría en la final ya que Brasil perdía por 0-5. La grada ya lloraba desconsolada pero Schürrle hizo la renta aún más vergonzante para los brasileños haciendo los dos últimos tantos alemanes. Óscar cerró el marcador haciendo, posiblemente, el gol menos celebrado de cualquier semifinal de un Mundial.

La mejor de la historia: Hungría 8- Alemania 3 (Suiza 54)

Dos de las selecciones más potentes de la época quedaron encuadradas en la fase de grupos en el Mundial de Suiza 1954, Hungría y Alemania Federal. Antes de su enfrentamientos, ambas selecciones ganaron con autoridad. Los magiares mágicos, como fue apodada esa selección, ganaron con un autoritario 9-0 a Corea del Sur y los germanos también arrasaron a su rival. Le endosaron un 4-1 a Turquía.

En la segunda jornada, se enfrentaron Hungría y Alemania con un resultado totalmente inesperado en el St-Jacob Park. Los mágicos magiares se exprimieron hasta la última gota para endosarle un irrepetible 8-3 con una actuación legendaria de Sandor Kocsis, que le metió un ‘póker’ a una de las mejores selecciones de siempre. Ferenc Puskas anotó un solo tanto y acabó lesionado, lo que le impidió jugar los cuartos y las semifinales. Hidegkuti hizo un doblete y Toth haría otro tanto.

Casualmente, ambos equipos volvieron a encontrarse en la final del torneo. Los húngaros perdieron la final por 2-3 en un partido conocido en Alemania como “el milagro de Berna”.
“De repente nos dormimos, y cuando despertamos estábamos perdiendo por 3-2”, dijo Puskas sobre la final.

Alemania-Hungría, partido del Mundial de Suiza 1954

Alemania-Hungría, partido del Mundial de Suiza 1954

El único gol de Mágico: Hungría 10- El Salvador 1 (España 82)

En 1982, el Martínez Valero de Elche vivió un partido histórico. En principio, un Hungría-El Salvador no parecería el partido más atractivo de toda la Copa del Mundo pero los que acudieron esa tarde al feudo ilicitano o lo vieron por televisión acudieron a un auténtico espectáculo, la mayor goleada de la historia de los Mundiales de fútbol.

El Salvador debutaba en el Mundial contra Hungría con cierta tranquilidad ya que era el rival más fácil del grupo que también compartían con Argentina y Bélgica pero el partido fue una pesadilla para los salvadoreños, que llegaron de su país el día anterior después de encadenar una cantidad ingente de vuelos hasta llegar a Alicante. “Estuvimos en el aire dos días completos y llegamos a Alicante liquidados físicamente y con el desfase del reloj biológico de nueve horas adelante que tenía Europa. La noche previa al debut no podíamos pegar los ojos y al mediodía siguiente nos estábamos cayendo del sueño” añadiría el portero Ricardo Guevara años después.

Kiss hizo tres, Nyilasi dos, Fazekas otro par y Szentes y Pölöskei completaron la goleada. El único gol salvadoreño lo marcó Pelé Zapata a pase de Jorge ‘Mágico’ González, una jugada que precisamente le sirvió al Cádiz para decidirse por su fichaje.

El partido con más goles de la historia: Austria 7-Suiza 5

Doce goles se marcaron esa tarde del 26 de junio de 1954 entre Austria y Suiza. Conocida como la “Batalla de calor de Lausana” y que aún marca el récord de goles en cualquier edición de la Copa del Mundo.

Para Austria marcaron un hat trick Wagner,un doblete Körner y Probst. Para Suiza, que llegó a adelantarse en el marcador hasta el 0-3 anotaron Ballaman por partida doble y Hügi que marcó un hat trick. En ese partido participó un español, Manuel Asensi, como árbitro asistente.

La más antigua: Argentina 6-México 3 (Uruguay 30)

Todo tiene un origen y también, como no, las goleadas mundialistas. La goleada más abultada producida en el primer Mundial fue el Argentina 6-México 3 de la fase de grupos de Uruguay 1930.

En ese partido celebrado un 19 de julio en el Centenario de Montevideo, mexicanos y argentinos intercambiaron goles y el pulso salio favorable a la albiceleste. Para Argentina, Stabile anotó un hat trick y Zumelzu un doblete. La goleada la cerraría Varallo. Los goles mexicanos fueron obra de Rosas (2) y Roberto Gayón.