LAS PALMAS

A Sergio Araujo se le respetará su contrato de Primera División

sergio araujo con Las Palmas.

Carlos Diaz-Recio

DIARIO AS

La apuesta del club es decidida para que el delantero sudamericano se sienta cómodo para intentar regresar de inmediato a Primera División.

Que el argentino Sergio Araujo quiere jugar en Las Palmas, aunque sea en Segunda División, es una realidad que todos conocen en la isla, pero para poder certificarlo el club amarillo le ha prometido respetarle su contrato en Primera División y no rebajárselo al 50%, como se hace con otros compañeros.

La apuesta por el atacante sudamericano es total, puesto que el presidente Miguel Ángel Ramírez cree en él de manera decidida, por lo que no se escatimará a la hora de realizar un importante esfuerzo económico por él y aceptar que no se rebajen sus ingresos, algo estipulado en contrato, para que no tenga motivos para no ser feliz en Gran Canaria.

De esta manera será el hombre referencia en al ataque para Jiménez, con el que ya trabajó esta temporada en Grecia, llevando al AEK al título y esperando volver a celebrar una alegría al final de la campaña con el ascenso a Primera.

Ángel Víctor Torres: “No ha sido el mejor año en la relación afición y club”

El consejero de deportes del Cabildo Insular de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, cree que de cara a la próxima temporada “lo primero que hay que intentar hacer es volver a conectar con la afición”, puesto que “en estos momentos existe una ruptura”, aunque “espero que muy pronto, con el nuevo entrenador y el nuevo plantel, se pueda conseguir un buen comienzo de Liga que ilusione de nuevo a la afición”.

Y dice todo lo anterior puesto que es “necesario lograr de nuevo esa concordia” ya que “nadie puede olvidar que se estaba terminando la competición con una presencia de 5000 o 6000 espectadores; es cierto que ya estábamos en Segunda, peor no ha sido el mejor año en la relación afición club”, pormenorizó.

Con la situación actual entiende que “tenemos que buscar soluciones porque es evidente que el sentimiento de muchos files seguidores amarillos está roto, tanto del que va al estadio como el que no va, porque no es que odie a Las Palmas, es que está dolido por dentro, pero quiere y ama al equipo. El descenso a Segunda ha roto a muchos aficionados y trae un perjuicio en lo económico, turístico y en cuanto a la promoción de la isla. Hay un efecto negativo con el descenso de Primera que llegó tras un gran esfuerzo y a pesar de tener un buen equipo y unas buenas instalaciones que se han ido mejorando”, resumió.

Lo importante es que “regresemos a la liga de las estrellas cuanto antes y vamos a ver si es posible que se logre esta próxima temporada”, deseó. “Creo que la entidad debe hacer un ejercicio de máxima unión, desde la dirección del club, y en todo lo que se le pueda ayudar desde el Instituto insular de deportes del Cabildo de Gran Canaria, ahí estaremos. Creo que hay que recuperar ese cariño hacia la afición”, añadió.

Y dejó claro que a su entender “los aficionados no son los enemigos del club, ni de las decisiones que se toman, pero ha faltado esa concordia de otros años. Hemos vivido un divorcio preocupante porque no hay que olvidar que este club se salvó gracias a que la gente salió a la calle, compró acciones del equipo y a que las instituciones, especialmente el Cabido de Gran Canaria, se mojó firmando un convenido de más de 20 años para que pudiéramos tener un préstamo y salvar a la Unión Deportiva Las Palmas”, aunque “recuerdo a algunas voces decir que le cambiáramos el nombre, que se apostara por el Universidad o se hiciera un club nuevo, pero la Unión Deportiva salió adelante gracias al cariño de todos. Y ahora debe ser igual, pero para eso ocurra también hace falta que desde la dirección se haga un ejercicio de autocrítica para ver qué cosas se han hecho mal y cómo se puede mejorar esa relación. Y repito que el Cabildo siempre estará al lado de la entidad para ver si se logra que sea solo un año el que estemos en Segunda División”.

0 Comentarios

Normas Mostrar